OPINIÓN | En el 5° round ya colgaron toallas blancas en la esquina de Maduro | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Por Óscar Bohórquez Hurtado.

En el boxeo, cuando el entrenador, el médico, el kinesiólogo, los ayudantes y el patrocinante que están detrás del púgil en su esquina, observan que su boxeador está a punto de caer derrotado, preparan una toalla blanca para lanzarla por el aire hacia el centro del ring en señal de rendición.

Eso es lo que yo observo en la esquina de Maduro.

Cuelgan toallas blancas encima de la soga más alta del cuadrilátero.

La solicitud del General Padrino López de que se explorara la posible aceptación de él y su familia en territorio de España, y la aceptación de Sánchez por el gobierno Español, es una señal demasiado clara de que la rendición está en curso.

La falta de determinación para cumplir la amenaza de apresar a Guaido, quien anda libremente por ahí cumpliendo su agenda política, es otra toalla en la esquina.

Las resoluciones tomadas en la Asamblea Nacional declarando la Crisis y la Emergencia, que prepara el camino para la aplicación de la solicitud de Henry Ramos Allup del Artículo 187 numeral 11, que autoriza a solicitar la intervención de una fuerza de ayuda humanitaria al interior del territorio nacional, es otra toalla blanca en la soga.

La quema, impune de residencias de familiares de funcionarios Chavistas, indican que estamos a pocas horas de que ese tipo de acciones se desaten en cadena en buena parte del territorio nacional.

Particularmente, las imágenes que están circulando en las redes sociales de la casa que habita en urbanización La Florida en Caracas, el psiquiatra Jorge Rodríguez Gómez, con sus plantas de energía eléctrica nos indica que el clima para los funcionarios Chavistas está demasiado peligroso.

La negativa de los componentes militares a ejercer una represión contra el pueblo, que ha obligado al grupo de Maduro a usar a los llamados colectivos para tratar de atemorizar a la población, es otra señal demasiado clara de que Maduro ya está boqueando.

Algunos de los lectores me preguntan por qué yo estoy seguro que la pelea es a quince asaltos, yo les he respondido que yo dije que era una pelea PACTADA A 15 ASALTOS

Pero puede terminar en cualquiera de ellos.

Una forma de acabar es cuando desde la esquina del boxeador se lanza la toalla blanca.

Veo a Maduro tirando manotazos a lo loco, no le pega a nadie, el público lo abuchea, y la mitad del mismo está coreando: NOCK OUT, NOCK OUT, NOCK OUT ….

Algo me dice que pudiéramos estar al borde de un desenlace de la pelea, en éste o los próximos rounds, en especial, por el lanzamiento de la toalla blanca.

Óscar Bohórquez Hurtado

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias