ONGs califican de indignante declaratoria de la ONU y exigen visión progresista para erradicar el VIH en el 2030 | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de prensa

Sociedad Civil presente en Nueva York para la Reunión de Alto Nivel sobre el VIH y Sida en la Asamblea General de las Naciones Unidas se pronunció decepcionada con la Declaración Política de la ONU este año, y redactó su propio documento a adoptar en los próximos años para alcanzar los objetivos que aseguren la erradicación de la epidemia.

StopVIH estuvo entre las organizaciones de Venezuela que suscribió y firmó este documento, en apoyo al principio único que para acabar con el VIH el respeto a los derechos humanos debe ser lo primero. La sociedad civil coincide en la urgencia de impulsar una visión más progresista en la Declaración Política de 2016 “Finalización del SIDA”.

Las 80 ONGs firmantes advirtieron el desacierto cuando se conoció la exclusión de un número de organizaciones de defensa de VIH clave que representan a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, bisexuales, personas trans, trabajadores sexuales, usuarios de drogas, entre otros grupos vulnerables.

La exigencia específica es, compromisos más fuertes para la financiación y el acceso de servicios a medida para las poblaciones clave. Compromisos para respetar, proteger y hacer cumplir los derechos humanos, la igualdad de género y los derechos de las poblaciones clave y de las mujeres y las niñas. Compromisos con la implementación completa de educación integral en sexualidad y los derechos sexuales y reproductivos, y optimizar al máximo el uso de las flexibilidades existentes en el marco del acuerdo sobre los ADPIC específicamente orientado a promover el acceso y el comercio de medicamentos, lo cual se traduce en una visión más progresista frente a la epidemia.

“Estamos especialmente indignados con el lenguaje de victimización y culpa a las poblaciones clave porque es un combustible hacia la discriminación. Los eufemismos no tienen lugar en las respuestas al VIH, por el contrario dejan la puerta abierta para las ideologías y lo necesario es basarse en evidencias. La gente en contextos vulnerables son las personas que encabezan la lucha contra la epidemia, y deben ser reconocidos como sujetos de derechos”, sostiene el documento paralelo elaborado por la Sociedad Civil que participó en el evento, por lo que hacen un llamamiento a los Estados Miembros, las Naciones Unidas, el sector privado y la propia Sociedad Ccivil para comprometerse con su decálogo: 1. No dejar a nadie solo, obligando a los gobiernos a trabajar en estrecha colaboración y consulta con los miembros de la comunidad, utilizando métricas de derechos humanos para capturar la diversidad de las comunidades afectadas por el VIH. 2.- Proteger y defender los derechos humanos, tomando medidas inmediatas para eliminar las leyes discriminatorias, políticas y prácticas que afecte negativamente a las personas que viven con VIH, hombres homosexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales, usuarios de drogas inyectables, personas trans y las mujeres y las niñas. 3.- Despenalizar la transmisión del VIH, garantizando el acceso a la justicia para todo. 4.- Asegurar el acceso inmediato a los tratamientos. 5.- Revivir la prevención como centro de todas las respuestas al VIH. 6.- Impulsar la igualdad de género. 6.- Reconocer y responder al VIH entre los grupos marginados social y políticamente. 8.- Financiar en su totalidad las inversiones requeridas para cumplir el objetivo de Fast Track ONUSIDA de poner fin a la epidemia de VIH para el año 2030. 9.- Apoyar a las comunidades, incluyendo la participación de las organizaciones basadas en la fe, que trabajan en función de erradicar el VIH. Y 10.- Implementar mecanismos sólidos de responsabilidad para que los compromisos se cumplan.

Síguenos por @800noticias