Ogier manda en el Rally de Cerdeña tras la segunda jornada | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Alguer, Italia | AFP | El francés Sébastien Ogier (VW Polo-R) logró el liderato del Rally de Cerdeña este sábado después de la disputa de las nueve especiales (ES11-ES19) de la segunda jornada.

Vigente doble campeón mundial, Ogier aventaja ahora al neozelandés Hayden Paddon (Hyundai i20), líder tras la jornada del viernes, en 2 minutos, 13 segundos y 6 décimas.

El noruego Mads Ostberg (Citroën DS3) es tercero, a 3 minutos, 25 segundos y 6 décimas, después de 350 kilómetros de especiales.

“Nunca dije que fuera imposible alcanzar el liderato, pero sabía que las oportunidades serían mínimas. El mediodía fue difícil, pero al menos pude disfrutar en la última especial”, señaló Ogier.

El punto de inflexión de una jornada “increíblemente larga”, según el vigente campeón, fue la 17ª especial, cuando se hizo con el liderato debido a los problemas de Paddon, hasta entonces líder, y el estonio Ott Tanak (Ford Fiesta RS), tercero tras la jornada del viernes.

A mitad del recorrido del Monte di Ala (22,49 kilómetros), a Paddon se le caló el coche y tardó unos diez segundos en volver a ponerlo en marcha.

Al mismo tiempo Tanak sufría problemas en la caja de cambios y quedaba relegado al fondo de la clasificación.

En este contexto, saliendo con 9 segundos de retraso sobre Paddon en la ES17 -misma diferencia que tenía al final de la primera jornada-, Ogier recupera más de 20 segundos y termina la especial con 13,6 de ventaja.

 

– La mala suerte frena a Paddon –

Las desgracias de Paddon, tercer piloto del equipo Hyundai Motorsport y revelación de este fin de semana, le persiguieron en la siguiente especial.

Golpeó su coche con una piedra en la rueda delantera izquierda y tuvo problemas en la caja de cambios, lo que se tradujo en 14 segundos más de ventaja para Ogier.

“Me preguntaba si íbamos a llegar hasta el final”, se lamentaba Paddon, antes de atacar en la ES19, la especial más larga del rally, y conservar su segunda plaza con un minuto de ventaja sobre Ostberg.

“Cuando choqué contra una piedra en la penúltima especial tenía miedo de perderlo todo. Acerté a reparar la dirección y lo esencial era acabar el día y conservar la segunda plaza”, añadió el neozelandés.

Otro piloto que no tuvo suerte este sábado fue el finlandés Jari Matti Latvala (VW), que conoció problemas en la ES13, cuando era tercero, y más tarde salió en la ES19 con un amortiguador roto, antes de perder todavía más tiempo debido a un pinchazo.

El resultado es que ha finalizado el sábado sexto, a más de seis minutos de Ogier, pero delante de tres WRC2 muy efectivos, en las manos del ucraniano Protasov, del italiano Andreucci y del checo Kopecky.

El domingo se recorrerán algo más de 45 kilómetros en cuatro especiales que cerrarán las 23 de las que consta este Rally de Cerdeña.

Síguenos por @800noticias