Nunca hay que cocer la pasta con un chorro de aceite | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Aunque la mayoría de la gente piense que hacer un plato de pasta es sencillo, lo cierto es que no lo es en absoluto. Todo el mundo está preparado para cocinarse un plato de macarrones boloñesa o espaguettis carbonara, claro está. La pregunta es: ¿todo el mundo lo está para conseguir que ese plato de pasta sea perfecto?

En mi caso, yo solía cocer la pasta echando un chorrito de aceite en la  olla de agua hirviendo con sal. Pues bien, tras buscar en internet, descubrí que éste es uno de los errores más frecuentes que cometemos (casi todos) a la hora de cocinar este alimento.

La creencia generalizada es que el chorrito de aceite -o cucharada de mantequilla en su defecto- consigue que la pasta no se quede pegada al cazo una vez está cocida. Sin embargo, esto es un error en toda regla. Lo único que conseguimos con ese aceite o mantequilla que añades es crear una película impermeable que impide que la salsa que preparamos para acompañarla ligue finalmente con la pasta cocida.

La única forma, por tanto, de impedir que la pasta se pegue es estar atentos y removerla de vez en cuando con un cucharón de madera. Por supuesto no hay que olvidar que la pasta necesita moverse con libertad dentro de la cazuela, por lo que jamás hay que ser rácanos a la hora de echar agua.

La medida ideal para que la pasta quede perfecta es un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. 

Ya sabes, prueba a cocer la pasta sin el chorrito de aceite habitual (que encima vas a ahorrar) y verás cómo mejora.

 

 

Fuente: Que.es

Síguenos por @800noticias