Nuevo aumento salarial representa una asfixia para gobiernos regionales y locales | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

NDP

La alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales, fijó posición sobre el nuevo incremento del salario mínimo y bono alimentación, afirmando que esta medida sólo busca asfixiar a los gobiernos locales y regionales.

“Buscan asfixiar a las alcaldías y gobernaciones con medidas que no cumplen. Anunciar un aumento y no asignar recursos es una bofetada para los trabajadores”, expresó.

Trejo de Rosales señaló que este nuevo incremento afecta de una manera desproporcionada el presupuesto deficitario de las alcaldías. “¿Cómo pretenden que le respondamos a nuestros trabajadores?”, cuestionó.

En reiteradas oportunidades, la alcaldesa ha solicitado al Ministerio de Finanzas, Interior, Justicia y Paz y a la Asamblea Nacional (AN), el envío de los recursos que se requieren para la cancelación de los aumento del salario mínimo de 20% y 30% correspondientes a los meses de marzo y mayo de este año, afirmando que el actual déficit presupuestario de la Alcaldía de Maracaibo supera los 4 millones bolívares.

De igual manera, manifestó que este otro incremento salarial sería un daño para cualquier gobierno, local o regional, incluso para los organismos del Gobierno Nacional.

La mandataria municipal aseguró que se necesitan acciones concretas y sinceras para combatir la inflación y acotó que esta medida afecta considerablemente al sector privado, lo que se traducirá en el cierre de más empresas y elevará los índices de desempleos en el país, trayendo consigo la disminución en los ingresos de los municipios por concepto de tributos.

Trejo de Rosales indicó que elevará una petición a la Asociación de Alcaldes de Venezuela, para que juntos, logren la asignación inmediata de los recursos necesarios para asumir este nuevo compromiso.

Síguenos por @800noticias