Nueva Zelanda: Un preso calvo gana juicio para que le devuelvan su peluca | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Agencias

La justicia neozelandesa dio la razón el jueves a un asesino pedófilo que acusaba a las autoridades penitenciarias de haber violado sus derechos al confiscarle la peluca que utilizó para huir del país.

Mientras estaba encerrado en la prisión de Auckland, Philipp John Smith escapó a Brasil en noviembre de 2014 aprovechando un permiso de salida.

Se disfrazó con la peluca que le habían autorizado a llevar dos años antes para “mejorar su autoestima”.

Tres semanas después, fue detenido y extraditado a Nueva Zelanda. La peluca fue incautada y las imágenes de la cabeza calva de Smith fueron la comidilla de los medios de comunicación.

“Me he sentido totalmente rebajado, denigrado y humillado”, declaró a la Alta Corte hace unos días.

Había sido condenado a cadena perpetua en 1996 por haber abusado sexualmente de un niño durante tres años y, después, por haber acosado al chico cuando su familia se había ido a otra ciudad. Smith irrumpió en su casa y apuñaló a muerte al padre de familia, que trataba de proteger a su hijo.

En su comparecencia, el condenado, de 42 años, afirmó que la peluca constituía un accesorio esencial para su rehabilitación y que su falta de cabello era un tema extremadamente sensible para él.

Síguenos por @800noticias