Nueva York prohíbe tránsito, cierra puentes y túneles por tormenta de nieve | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.- Las autoridades de Nueva York prohibieron el sábado el tránsito vehicular y cerraron puentes y túneles por la temible tormenta “Snowzilla” que sepultaba bajo la nieve a la costa este de Estados Unidos.

El gobernador Andrew Cuomo prohibió el tránsito automotor en todas las rutas locales y estatales de la ciudad desde las 14H30 locales (19H30 GMT), a medida que la tormenta arreciaba y la nieve comenzaba a acumularse.

El servicio de autobuses quedó suspendido desde el mediodía y el servicio de metro que transita al aire libre quedó cerrado por la tarde. Los teatros de la famosa avenida Broadway suspendieron sus funciones, los museos cerraron y muchas tiendas hicieron lo mismo.

Los tres aeropuertos de la región (John F. Kennedy, LaGuardia y Newark, en Nueva Jersey) no registraban despegues ni aterrizajes desde las primeras horas del sábado.

Cuomo y el gobernador de la vecina Nueva Jersey, Chris Christie, cerraron los túneles y puentes que conectan a este estado con Manhattan a través del río Hudson.

El Servicio Meteorológico Nacional aumentó a entre 50 y 63 centímetros su estimación sobre la cantidad de nieve que caería sobre Nueva York. Su pronóstico anterior era de entre 30 y 45 centímetros.

Un ejército de camiones barrenieve limpiaba las calles de Nueva York.

“¡Quédense en casa!”, reiteró el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a lo largo de la jornada en sus mensajes a la comunidad.

Avenidas populares como la Quinta o la Sexta estaban casi vacías incluso antes de la prohibición de circular, y muchos autos estacionados ya estaban sepultados bajo la nieve.

En Washington Square, los chicos jugaban con trineos de plástico en la fuente en el centro del parque y los turistas se tomaban fotografías enfrente del gran arco.

Para algunos neoyorquinos, era de todos modos un día más de trabajo. “Ha estado muy calmo en la mañana, pero espero que la gente se canse de jugar con la nieve y venga a beber y comer algo”, dijo a la AFP Juan, el barman de un restaurante del West Village, en el sur de Manhattan.

Para este joven que llegó a las 07H00 a su trabajo como cada sábado la principal preocupación era la cancelación del metro. “Voy a gastar en un taxi todo el dinero que gané hoy”, se lamentaba.

Síguenos por @800noticias