Netanyahu reitera su oposición al acuerdo nuclear con Irán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Washington, Estados Unidos |  AFP | El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reiteró el domingo sus duras críticas al acuerdo nuclear entre las grandes potencias e Irán, pero el presidente estadounidense Barack Obama confirmó su apoyo a su aliado a pesar de las diferencias sobre el histórico pacto.

Netanyahu salió a la ofensiva en una ronda de entrevistas con varias cadenas de televisión estadounidenses, tres días después del acuerdo marco firmado en Lausana, Suiza, destinado a impedir a Teherán dotarse de la bomba atómica.

Para el jefe del gobierno israelí, ese pacto preliminar, que debe concretarse con uno definitivo antes del 30 de junio, es simplemente un “mal acuerdo”.

“No detiene el programa nuclear iraní, mantiene una amplia infraestructura nuclear (…) ni una centrifugadora será destruida (…). Es un mal acuerdo”, criticó el dirigente en declaraciones a CNN.

“Es malo para Israel, para la región y el mundo”, insistió el principal detractor de las negociaciones internacionales con la República Islámica.

Apenas 24 horas después de la firma del tratado en Lausana el 2 de abril, Netanyahu exigió una mayor presión sobre Irán para obtener un mejor acuerdo y pidió a Teherán que reconozca “sin ambigüedades” en el pacto definitivo el derecho a Israel a existir, una exigencia al parecer irrealizable, puesto que ambos países son enemigos jurados.

“Si un país que promete aniquilarnos, que todos los días trabaja para ese fin, y obtiene un acuerdo que abre la vía a las armas nucleares, pone en peligro nuestra supervivencia”, afirmó Netanyahu a CNN.

Pero Barack Obama quiso ponerle un bálsamo a las asperezas de los últimos tiempos con el gobierno derechista israelí.

En declaraciones a The New York Times en una entrevista en video de 45 minutos realizada el sábado y publicada el domingo, Obama sostuvo que un Israel debilitado sería un “fracaso fundamental” de su presidencia, ratificando la solidaridad con su añejo aliado.

“Yo lo consideraría un fracaso de mi parte, un fracaso fundamental de mi presidencia, si en mi mandato o como consecuencia del trabajo que he hecho, Israel se volviera más vulnerable”, dijo Obama.

“No sólo sería una falla estratégica, creo que esa sería un error moral”, añadió el presidente, acotando que la condición de aliados no se quebraría por diferencias entre Israel y EEUU.

– “Maquinaria de terror” –

No obstante, el viernes desde Teherán, el presidente iraní, Hasan Rohani, había asegurado que el acuerdo final abriría “una nueva página” en las relaciones diplomáticas de su país, sin dar precisiones.

Pero Israel no le cree ni una sola palabra.

En declaraciones a ABC, Netanyahu dijo que el levantamiento previsto de las sanciones internacionales contra Irán aportaría “miles de millones de dólares a las arcas del régimen”.

“No van a utilizar (el dinero) en escuelas, carreteras y hospitales. Lo utilizarán para financiar su maquinaria de terror en todo el mundo y su maquinaria militar dispuesta en la actualidad para conquistar Medio Oriente”, acusó el dirigente israelí.

Una de las principales preocupaciones de los israelíes es la legitimación de un Estado que, además de haber pedido que Israel sea borrado del mapa, apoya a los grandes enemigos del Estado hebreo: Siria, el movimiento Hezbolá en Líbano y Hamas en la Franja de Gaza.

Además, alertó Netanyahu, “esto también desencadenará una carrera armamentista con los Estados sunitas”, en alusión a las monarquías del Golfo.

El pasado 3 de marzo, Netanyahu había ido a Estados Unidos a desafiar al presidente estadounidense ante el Congreso en un intento por demoler el acuerdo marco, entonces en preparación.

Netanyahu aseguró este domingo que no tiene “ningún problema personal” con Obama. “Confío en que el presidente haga lo que él piensa que es lo mejor para Estados Unidos, pero creo que podemos tener una diferencia legítima de opinión” sobre este tema.

“Ciertamente tenemos un punto de vista muy pero muy diferente”, replicó en CBS el secretario de Energía estadounidense, Ernest Moniz, uno de los negociadores con Irán.

Síguenos por @800noticias