Nacho explica como una avioneta cayó en su finca y casi le quita la vida a su familia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

El cantante venezolano Nacho La Criatura, quien recientemente se salió de Chino & Nacho, relató el viernes un trágico accidente en el cual una avioneta se desplomó en el terreno de su finca en las afueras de Miami, donde su esposa estaría con sus hijos ese día y él los alcanzaría ahí más tarde.

La historia comienza hace muchos años, cuando Nacho y su esposa Inger Mendoza fueron a probar unos jugos en Homestead, Florida, y de regresó, Nacho vio una finca hermosa a la que se sintió atraído. Su esposa le dijo que preguntara cuánto costaba y así fue como conocieron a un viudo de casi 90 años que deseaba que niños volvieran a jugaran en su finca y vivieran los alegres momentos que él había vivido con su familia. El señor de la tercera edad esperó a que Nacho consiguiera el dinero y unos meses después, el cantante por fin tenía la finca de sus sueños.

Él cuenta que construyó un columpio en un árbol, donde a sus hijos les encantaba jugar y por donde corrían felices. “En ese espacio podíamos pasar horas y horas. Los niños meciéndose, mi mujer y yo hablando”, recordó en Instagram.

Un año después, en febrero de 2015, Nacho había quedado de verse en la finca con su familia después de una entrevista de televisión que haría en Miami. Su esposa le dijo que primero llevaría a sus hijos a comer y que después lo esperarían en la finca.

Al llegar a la estación de TV, Nacho vio imágenes de una avioneta que se había estrellado trágicamente en el condado de Miami Dade County. “Por muy conocido que se me hacía el sitio, mi mente nunca me asomó la posibilidad de que la aeronave podía haberse accidentado en mi propiedad”, escribió. Al ver su teléfono, tenía 30 llamadas perdidas de su contador, por lo que le regresó la llamada. Con voz de angustia, el contador preguntó inmediatamente, “¿Dónde están los niños y tu señora?”, contó Nacho. A lo que el cantante respondió, “Creo que en la finca”.

En ese momento, el contador dijo que debía comunicarse con ella en ese instante, pues una avioneta había caído en su propiedad. “En ese momento me sentí desconectado de la realidad, desconcertado, impresionado, en shock, con un terror que nunca antes había sentido”, dijo.

Nacho llamó a su esposa unas 25 veces sin respuesta alguna, por lo que manejó a toda velocidad la finca angustiado. A la mitad del camino, su esposa le llamó muy tranquila para preguntarle si estaba bien porque tenía muchas llamadas perdidas. Ella y sus hijos seguían comiendo en un restaurante venezolano. “¿Nos vamos juntos?”, preguntó, refiriéndose al plan de la finca.

Nacho le informó las malas noticias que ella tardó en poder creer. Al llegar a la finca, el venezolano vio la escena del accidente, donde medios de comunicación y la policía se encontraban trabajando. Había un avión partido a la mitad, negro por las quemaduras del fuego. Cuatro compatriotas suyos habían muerto.

“Lo más impresionante fue ver que el único árbol que se había desprendido de raíz por el impacto fue nuestro favorito. “El accidente ocurrió justo a la hora exacta en que mis hijos solían estar meciéndose en su caucho, pero justo ese día Dios no los dejó llegar a tiempo”, dijo.

Nacho agregó que ya no tiene más una finca, pero está feliz de tener salud y a su familia.

“El día que mi mundo se paralizó”. #Zumo

Una publicación compartida de Nacho “Miguelito” Mendoza (@nacho) el

Síguenos por @800noticias