Murió una de las siamesas separadas en el hospital Posadas en Argentina | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Con información de Clarín

Esta tarde murió una de las bebas siamesas que fueron separadas ayer en el Hospital Posadas en una intervención que duró horas. Se trata de Bianca, que estuvo”muy grave” tras la operación, según lo que había informado por una familiar. Su hermanita, Luciana, sigue internada y su estado es crítico.

A través de Facebook, la familia convocó hoy a realizar una cadena de oración.

La noticia fue confirmada por el hospital en un comunicado: “La paciente Bianca tuvo una falla hemodinámica irreversible por lo que falleció en el transcurso de esta tarde. Por su parte, Luciana sigue en Estado crítico pero responde a la terapéutica implementada. Continúa en terapia intensiva pediátrica con respirador”, dice.

Más temprano, una tía de las pequeñas, Mariela López, había advertido el grave estado de salud de su sobrina.”Por favor, más que nunca ahora les pido que nos acompañen y que hagamos cadena de oraciones porque Bianca está grave. Solo pido a Dios que salgan bien por favor”, publicó en su cuenta de Facebook.

Desde el Hospital Posadas difundieron esta mañana un parte médico en el que había advertido los riesgos que corrían. “Durante la jornada de ayer se procedió a la segunda etapa de separación de las siamesas Bianca y Luciana de 14 meses de edad. La misma implicó la división y reconstrucción anatómica y funcional de todos los órganos. El procedimiento quirúrgico de alta complejidad fue exitoso, sin embargo hay riesgos y complicaciones que no se descartan”, detalla el informe.

Según lo informado por el Hospital, el procedimiento demandó 7 horas de quirófano con un personal de 40 personas que conformaron dos equipos de trabajo para atender a dos pacientes en un mismo quirófano. “Especialistas invitados sumaron apoyo de manera desinteresada para llevar a cabo esta intervención compleja pero no reglada donde ambas pacientes corren riesgo de vida”, concluye el informe.

Las hermanas nacieron unidas hace un año y tres meses. Compartían el intestino grueso, parte de las vías urinarias y un hueso de la pelvis. Hasta anoche, que lograron separarlas.

Síguenos por @800noticias