Muguruza da la campanada y derrota en Wimbledon a la Nº1 del mundo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

La española Garbiñe Muguruza, décimo cuarta favorita, remontó un 2-0 adverso en el tercer set y venció a la alemana Angelique Kerber, número uno del mundo, por 4-6, 6-4 y 6-4 en dos horas y 20 minutos, para avanzar a los cuartos de final de Wimbledon por segunda vez en su carrera.

Muguruza, finalista en 2015, ya había derrotado a Kerber esa misma temporada cuando luchó luego por el título contra la estadounidense Serena Williams. Con la de este lunes, Garbiñe lleva ya cinco victorias consecutivas contra la germana. Ahora, se enfrentará en cuartos contra la rusa Svetlana Kuznetsova, que derrotó a la polaca Agnieszka Radwanaska, por 6-2 y 6-4.

Con la victoria de Muguruza, Kerber perderá el puesto de número uno. La rumana Simona Halep, si logra las semifinales, ocupará su lugar. Si no, la checa Karolina Pliskova, eliminada en segunda ronda, aparecerá este lunes 17 de julio en la cima de la lista WTA.

Garbiñe y Angelique disputaron el mejor partido del torneo femenino hasta el momento. La germana mostró una seguridad intratable, con dos errores no forzados en el primer set, y uno solo en el segundo, salvando con maestría los furibundos ataques de la española.

Ante este auténtico muro Garbiñe no cejó en su empeño de atacar y atacar sin descanso, jugándoselo todo en la red donde llegó en 54 ocasiones, con 35 aciertos.

La española necesitaba dos voleas prácticamente para derribar el muro de su rival, que cerraba los huecos con acierto, ante la desesperación de “Garbi” y de su entrenadora, Conchita Martínez.

Garbiñe logró por fin romper el servicio de Kerber en el décimo juego del segundo set, a la segunda oportunidad. Habían transcurrido 88 minutos, y el paso a cuartos era incierto, porque ambas se encontraban bien de físico, aunque la española lucía desde el principio una banda en el muslo izquierdo.

Kerber se adelantó por 2-0 en el último parcial, y saboreaba ya la victoria, la cuarta sobre la española y su venganza por la derrota del 2015, cuando Garbiñe reaccionó con garra. Hubo en total cinco roturas en un carrusel de robos, y con el séptimo juego interminable, de casi diez minutos, que ‘Garbi’ sacó adelante tras salvar cuatro oportunidades de Kerber.

Al final, Garbiñe concretó la victoria a la tercera bola de partido. Había logrado sus segundos cuartos en Wimbledon y lo segundos este año, tras los del Abierto de Australia.

Síguenos por @800noticias