Muere niño de 2 años atacado por un Rottweiler | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Sucesos

Fuente: Diario de Guayana

“Yo cuidé bien a mi hijo, mamá; te lo juro, yo lo cuidé”, gritaba con desespero la madre del fallecido a su progenitora.

El dolor, el llanto y la angustia eran evidentes entre los dolientes, e incluso entre los curiosos que no tardaron en acercarse a observar lo que sucedía.

Aunque había hambre de vengar la muerte del pequeño, quien yacía sin vida sobre la acera, medio cubierto con una sábana, el asesino fue un perro Rottweiler que actuó por instinto. “Acaso con matar al animal van a revivir al niño”, rumoreó una testigo.

El caso conmocionó a los moradores del sector Río Claro 1, en San Félix. Eran las 8:00 de la mañana de este lunes, cuando la noticia ya se había propagado como el viento. El perro atacó, mató y comió partes del cuerpo de un niño de dos años, identificado como Cleiver Gabriel Inagas.

ATAQUE CANINO

Joselis Inagas, quien es la joven madre del infante, cuenta que ella estaba dándole pecho a su recién nacida dentro de la vivienda, pero a la vez no dejaba de estar pendiente de Cleiver, quien como la mayoría de los niños era inquieto.

“Yo estoy en la cama con la bebé pero pendiente de lo que hacía mi niño. Luego de darle pecho, la puse en la cama y me fui al baño a preparar las cosas porque iba a bañar a Cleiver. Se me hizo raro que no lo escuché más y cuando salí a buscarlo, vi al perro sobre él”, relató la madre del fallecido, visiblemente devastada por la tragedia.

La casa donde la humilde familia reside está ubicada en la avenida principal de Río Claro 1, a media cuadra aproximadamente del Club Da Pepino. Ellos tenían dos semanas de haberse mudado a ese lugar, pues estaban cuidando la casa del señor con quien trabaja el padre de Cleiver.

Cuando Joselis salió de la residencia y vio en el terreno al Rottweiler sobre el cuerpo de su hijo, junto a dos perros mestizos más, se abalanzó sobre los animales. Su intención era salvar a su niño, aunque estaba inerte, como una pieza de carne con la cual los caninos estaban haciendo un festín.

Los animales reaccionaron violentamente e intentaron morderla por lo que tuvo que alejarse. “El Rottweiler intentó morderme. Yo busqué agua para echarles y espantarlos, pero ni siquiera con eso soltaba a mi niño”.

ROSTRO DESFIGURADO

Los gritos de la fémina, que no sabía qué hacer ante la terrible escena de ver a su hijo varón siendo devorado por los perros, alertaron a un supuesto efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que iba pasando en ese momento.

El castrense sacó un arma de fuego y disparó hacia donde estaban los animales con el objetivo de ahuyentarlos, y fue la única forma para que el perro que encabezó la emboscada soltara al infante.

El cuerpo yacía desnudo, ensangrentado, con el cuello y el rostro desfigurado por las mordeduras del animal. Cuenta la madre que los otros perros solo olían pero el Rottweiler era quien estaba encarnizado con Cleiver.

“ACCIÓN POLICIAL”

Una comisión del Centro de Coordinación Policial (CCP) 11 de Abril llegó al lugar del suceso con la intención de resguardar el cuerpo y las evidencias hasta la llegada del eje detectivesco.

Además, su presencia fue necesaria para controlar al padre del hoy occiso quien en varios episodios se mostró violento y agresivo con las personas que estaban alrededor.

Cuando llegaron los dueños de la casa, según ellos con la intención de apoyarlos en su pérdida, el progenitor del pequeño se les lanzó encima maldiciéndolos e incluso agredió a una de las acompañantes de la familia.

Aunque los efectivos ni se inmutaron para evitar una desgracia peor, quizá sus uniformes aplacaron los ánimos.

Aunque el equipo reporteril no estuvo presente en el momento del “circo”, como muchos curiosos lo catalogaron y contaron, los funcionarios protagonizaron la corrida y el asesinato del Rottweiler.

Lo persiguieron por las inmediaciones de la casa donde se suscitaron los hechos y “a punta de plomo” ejecutaron al animal.

Síguenos por @800noticias