Miles de brasileños piden renuncia de presidente Temer durante concierto | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

Entre música popular brasileña, miles de manifestantes colmaron el domingo la playa de Copacabana para pedir la realización de elecciones presidenciales mientras en aumentan las exigencias de que el gobernante Michel Temer renuncie debido a señalamientos de corrupción.

Grandes ídolos de la música brasileña como Caetano Veloso y Milton Nascimento participaron en el concierto protesta llamado “Diretas Ja” (Elecciones Directas Ya) además de otros artistas de fama nacional entre ellos María Gadu, Criolo y Mano Brown.

En medio de una intensa niebla, miles de personas se congregaron alrededor de un camión convertido en escenario para cantar con los artistas y exigir entre canción y canción la renuncia del presidente al grito de “íTemer fuera! í(Elecciones) directas ya!”

“Este concierto no es de la derecha ni de la izquierda”, declaró Wagner Moura, el principal actor de la serie “Narcos” de Netflix, que la hizo de presentador en el espectáculo, a pesar de las numerosas banderas sindicalistas rojas del izquierdista Partido de los Trabajadores.

“Es el derecho del pueblo brasileño elegir a su próximo presidente”, declaró Moura antes de presentar a los artistas en el escenario.

La popularidad de Temer se ha desplomado desde que asumió la presidencia hace poco más de un año cuando la mandataria Dilma Roussef fue suspendida y después destituida al cabo de un juicio político.

Algunos brasileños consideran ilegítima la presidencia de Temer debido a la remoción de Rousseff, y mucha gente está furiosa de que el gobernante pretenda impulsar varios cambios económicos, como limitar los gastos de gobierno, flexibilizar la ley laboral y reducir las prestaciones a los pensionados.

Temer vio mellada su imagen una vez más debido a las recientes acusaciones de que apoyó el pago de sobornos para garantizar el silencio de un exlegislador preso por corrupción.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil investiga a Temer por presunta obstrucción de la justicia e implicación en corrupción pasiva, debido a una grabación en la que al parecer aprueba que se pague dinero al legislador. Temer rechaza que haya incurrido en irregularidades.

Si Temer renuncia o es destituido, la ley prevé que el presidente de la Cámara de Diputados asuma las riendas del país durante 30 días mientras el Congreso decide quién completará el actual periodo presidencial que concluye a finales de 2018.

“Es legal, pero no ético”, dijo Moura en referencia a que el Congreso escoja al nuevo gobernante cuando según encuestas, muchos brasileños quieren que los votantes sean los que elijan directamente al próximo mandatario.

Síguenos por @800noticias