Miami se libra del paso de Matthew y los ojos están en el noreste de Florida | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Los habitantes de Miami estaban preparados para lo peor y al término de la jornada respiran aliviados tras comprobar que el paso del huracán Matthew por esta ciudad del sur de Florida se saldó con poco más que cortes de luz y fuertes lluvias.

“Hemos sido afortunados en esta ocasión”, señaló en una rueda de prensa la tarde de hoy el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, en la que manifestó que a esa hora “lo peor de la tormenta” había finalizado y que para la medianoche el paso del ciclón en este condado, donde se asienta Miami y su vecina Miami Beach, habrá concluido.

Giménez informó que el servicio de transportes público empezará a operar con normalidad a partir de las 7.00 de la mañana (11.00 GMT) del viernes, hora local, al mismo tiempo que los refugios dejarán de operar desde tempranas horas de ese día.

Por el contrario, las escuelas y centros universitarios permanecerán cerrados y no tendrán clases el viernes.

En Miami Beach, en donde algunos negocios locales empezaron a operar esta misma noche, las playas permitirán el acceso en la jornada del viernes, mientras que la Policía, los bomberos y los salvavidas trabajarán como un día corriente.

El alcalde del vecino condado Broward, Marty Kiar, señaló hoy que el paso de Matthew, de categoría 4, dejó un “daño mínimo” en la zona y trabajarán para que los servicios públicos funcionen con normalidad desde este viernes.

De acuerdo a la principal suministradora de electricidad del sur de Florida, Florida Power & Light Company (FPL), en Miami-Dade 8.480 clientes se han quedado sin luz a raíz de la caída de postes de tendido eléctrico, además de otros 5.100 en Broward y unos 6.000 en Palm Beach.

La compañía informó hoy que por lo menos 2,5 millones de clientes podrían quedarse sin electricidad como consecuencia del paso del huracán Matthew, que ha colocado en total a unas 11,2 millones de personas del sureste de EE.UU. bajo algún tipo de advertencia emitidas por el Centro Nacional de Huracanes (CNH) del país.

Según el boletín del centro meteorológico de las 24.00 GMT, este “extremadamente peligroso” huracán de categoría 4 alcanzó el oeste de la isla Gran Bahama con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (210 km/h).

En Florida, la atención está ahora en el noreste del estado, en donde se prevé el huracán descargue intensas lluvias y vientos, a la vez que los expertos temen que la peligrosa “combinación de marejada ciclónica y grandes olas destructivas que pudieran aumentar el nivel del agua del mar” cause inundaciones en las zonas costeras.

El Centro Espacial Kennedy fue cerrado el jueves y viernes, y solo quedó una cuadrilla de 116 personas en caso de que se necesite realizar labores de salvaguarda. El complejo para visitantes, que alberga al retirado transbordador espacial Atlantis, también fue cerrado.

La noche de hoy, localidades como Daytona Beach registran fuertes vientos, mientras que en ciudades costeras del centro, como Melbourne, y el norte, como Jacksonville Beach, las condiciones climatológicas son severas y las autoridades estiman que algunos sectores podrían resultar inhabitables por varios días.

El presidente Barack Obama firmó hoy una declaración de emergencia para los estados de Florida y Carolina del Sur ante la amenaza del huracán Matthew, que permite destinar ayuda federal a los esfuerzos estatales y locales para hacer frente a las “condiciones de emergencia” provocadas por Matthew.

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió hoy que “millones de floridanos se quedarán sin luz eléctrica” tras el embate de este temible huracán, que en Haití ya dejó un balance preliminar de 283, según los últimos reportes del Gobierno de ese país.

De acuerdo con el CNH, Matthew, que llegó a tener la categoría 5, es el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que seis se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine, Matthew y Nicole).

Síguenos por @800noticias