+VIDEO| México reacciona al nuevo escándalo inmobiliario de la familia presidencial | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

elnuevoherald.com

Las redes sociales retumbaron contra la primera dama de México, Angélica Rivera, después de que el diario británico The Guardian publicara que ella utiliza un apartamento de lujo en Miami (Estados Unidos) comprado por una compañía que aspira a competir por contratos del Gobierno.

El diario publicó que Rivera utiliza un apartamento de lujo valorado en 2.05 millones de dólares en Miami, comprado por la compañía Grupo Pierdant, que espera hacerse cargo de la gestión de los puertos mexicanos.

La propiedad se encuentra en el interior del complejo vallado Ocean Tower One, que cuenta con piscina y pistas de tenis, de acuerdo con The Guardian.

Rivera, con una carrera como actriz de cerca de 25 años, compró en 2005 un apartamento de tres habitaciones en el número 304 de ese complejo, donde vivió durante un año con sus hijas, según ella misma reveló en noviembre de 2014, recuerda el diario.

El Grupo Pierdant adquirió en 2009 el apartamento número 404 de ese mismo edificio y, según el periódico, “parece que ha permitido a la primera dama utilizarlo como agregado a su otro piso, lo que en efecto permite que sean usados como una única unidad”.

El rotativo asegura que las dos propiedades comparten un mismo número de teléfono y que en marzo de 2014 el Grupo Pierdant asumió el pago de los impuestos sobre ambas.

A causa de esto, desde las primeras horas de la mañana el hashtag “Angélica Rivera” es tendencia en Twitter, con la que miles de usuarios han demostrado su molestia ante la nueva revelación sobre la primera dama.

“Conflicto ético: ¿Cómo permite EPN (Enrique Peña Nieto) que una empresa que presta apartamento a su esposa y paga sus impuestos concurse para construir puertos?”, escribió el periodista Jorge Ramos, quien también se preguntó “¿Cómo es el arreglo?”.

El actor Luis Gerardo Méndez compartió el enlace del artículo del diario británico, con el texto “Video de la gaviota llorando y regañando a The Guardian en 3, 2, 1…”.

Síguenos por @800noticias