Mendoza Potellá: Exxon Mobil es un instrumento de la geopolítica de EEUU | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

A jucio del historiador Samuel Moncada y del experto en Energía Carlos Mendoza Potella, la incursión que Exxon Mobil realiza en el mar del territorio Esequibo, zona venezolana en diferendo con Guyana, constituye una muestra del conflicto que la petrolera norteamericana mantiene con la nación.

“La Exxon Mobil está en guerra contra Venezuela, y usa al Gobierno de Guyana para atacar a Venezuela”, indicó Moncada durante su participación en el programa especial de TV Foro Reclamación del Esequibo, que transmitió este sábado Venezolana de Televisión .

Recordó que una decisión del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) estableció que el Gobierno debería pagar en compensación por la nacionalización de los proyectos Cerro Negro y La Ceiba, ubicados en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), un monto de 1.600 millones de dólares, en lugar de los 12.000 millones de dólares que demandaba la empresa norteamericana en un principio.

“La Exxon le metió una demanda a Venezuela por 12.000 millones de dólares, pero la comisión de arbitraje estableció que el Estado debería pagar sólo 1.600 milllones, y una manera de cobrarse esta cuenta es metiendo el dedo en el ojo y metiéndose en el Esequibo”, sostuvo el historiador.

Se refirió a la posición de Washington en esta disputa, ya que anteriormente afirmaba que era neutral entre ambas partes, y ahora ha manifestado su respaldo a Guyana, justamente cuando por primera vez as exploraciones realizadas por Exxon Mobil encuentran petróleo en las aguas que se encuentran en disputa,

Moncada indicó que luego de que Venezuela completara en 2007 la nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, que le garantiza el manejo soberano de sus recursos energéticos, la Exxon Mobil decidió retirarse, pero ahora usa a Guyana para ver como le saca a Venezuela la mayor tajada del Esequibo.

Instrumento geopolítico

Mendoza Potellá señaló que a Exxon Mobil es un instrumento de la geopolítica norteamericana. “Esta empresa ha sido las más piratesca y la más bandida de todas las trasnacionales desde 1910 hasta la actualidad, y ha participado en las acciones de desarrollo geopolítico que ha implantado Estados Unidos, como por ejemplo, en la división en los países de Medio Oriente. La Exxon Mobil ha participado y participa en las política de seguridad energética de Estados Unidos. No es cualquier compañía, tiene un vínculo estratégico con el Gobierno norteamericano”, afirmó.

El economista sostuvo que la estrategia petrolera norteamericana, desarrollada desde 1970 y que se basa en la necesidad de mantener el control de los recursos petroleros en todas partes del mundo, tiene su específico objetivo en Venezuela.

“No es cuestión gratuita que Venezuela tiene la quinta parte de los recursos petroleros en el mundo, y la principal reserva de crudo del planeta. Por eso, no es nada curioso que Estados Unidos tenga su vista puesta en qué va a pasar con esos recurso en un futuro mediato”, expresó.

El analista petrolero manifestó que el gobierno norteamericano, junto con la Exxon Mobil, “se encuentra preparándose para ejercer el control de cualquier recurso que rodee a Venezuela, para limitar sus posibilidades de desarrollo”, y “adicionalmente estimula un conflicto (territorial) que está vivo”.

Recordó que en un intento por tratar de debilitar los lazos de unión y cooperación fortalecidos entre el Caribe y América Latina, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, sostuvo en marzo pasado un encuentro con representantes de las islas del Caribe, en el cual aludió a supuestas crisis de Petrocaribe, un mecanismo de cooperación promovido por Caracas, y a un colapso institucional en Venezuela.

“Biden dijo que Venezuela estaba extorsionando con Petrocaribe y que este mecanismo no iba a ser necesario, porque Estados Unidos les garantizaría el suministro a los países de la región con petróleo de México, de Canadá y de ellos mismos. Incluso también con el de Venezuela, cuando lo tuvieran a su disposición”, expuso el analista petrolero.

Posteriormente, el 09 de abril, durante una visita a Jamaica en vísperas de la VII Cumbre de las Américas que se efectuó en Panamá entre el 10 y 11 de abril, el presidente estadounidense, Barack Obama, propuso a los dirigentes de la Comunidad del Caribe (Caricom) la alternativa de “desarrollo de energía limpia” y el establecimiento de un grupo de trabajo de seguridad energética para reducir la demanda los países caribeños del petróleo suministrado por Venezuela a través de Petrocaribe. Para ello, el imperio estadounidense ofreció 20 millones de dólares.

Síguenos por @800noticias