Más de 40 recién nacidos murieron en el hospital de Porlamar en tres meses | 800Noticias
800Noticias
Salud

Colaboración de Carolina Isava

Más de 40 recién nacidos, en su mayoría prematuros, fallecieron en la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal del Hospital Dr. Luis Ortega de Porlamar, en los meses de enero, febrero y marzo de este año, producto de un brote infeccioso por la bacteria klepsiella pneumoniae y del hongo candida albicans.

Así lo informó la Dra. Francis Zabaleta, pediatra neonatólogo que labora en esta área, durante la inspección que realizó el diputado José Manuel Olivares, presidente de la sub comisión de salud de la Asamblea Nacional, invitado por el Concejo Municipal de Mariño después de una serie de denuncias que realizó su presidente el edil José Gregorio Gómez, al conocer las elevadas cifras de mortalidad en el principal centro hospitalario del estado Nueva Esparta en los primeros meses del año.

La doctora Zabaleta expuso la situación del área de neonatología, donde desde hace dos años se ha incrementado el número de pacientes, (entre enero, febrero y marzo han recibido más de 500 neonatos), con pocas enfermeras para atenderlos.

“De las catorce incubadoras que tenemos no funcionan todas. Nos hace falta un saturómetro. No tenemos con que lavarnos las manos, no hay agua potable, no hay alcohol”, denunció la médica.

Explicó Zabaleta que existe una alta mortalidad de los recién nacidos, solo en el mes de enero la tasa fue de 42 por ciento. Además de la contaminación que se mantiene en la UTIN, muchos bebés fueron contagiados por sus madres durante el parto porque sufrían de vulbovaginitis y no se la pudieron tratar por no conseguir los medicamentos para esta afección.

“Necesitamos que lleguen los insumos a la Isla de Margarita, así como que los hospitales de Punta de Piedras, Juangriego, El Espinal y Salamanca sean efectivos y se pongan a funcionar las áreas neonatales para descongestionar el Luis Ortega”, afirmó.

AGUA CON AZÚCAR

La pediatra Marimel Bejarano también se refirió a las deficiencias que existen en la UTIN, donde no hay fórmulas lácteas para darle a los recién nacidos.

“Nosotros recomendamos la lactancia materna al ciento por ciento, pero cuando los niños están hospitalizados las madres no pueden pasar la noche con ellos. Da terror en las noches escuchar llorar a los niños porque tienen hambre y hay que darles soluciones dextrosadas, agua con azúcar, para que no convulsionen, hasta que vengan sus madres por la mañana y los amamanten”, relató.

Bejarano dio estas declaraciones durante la reunión que organizó el Concejo de Mariño entre los diputados José Manuel Olivares, Tobías Bolívar, Orlando Ávila, el alcalde de Mariño Alfredo Díaz, encabezada por su presidente José Gregorio Gómez, con los representantes de los gremios de la salud, Ong,s, pacientes y familiares, en un conocido hotel de la ciudad de Porlamar, donde se continuó escuchando la problemática en salud que padece la región insular y que será presentada en la plenaria del Parlamento nacional.

Síguenos por @800noticias