Marchas llegan a La Paz con pedidos de inhabilitar la candidatura de Morales | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Las marchas de agrupaciones bolivianas contrarias a la reelección de Evo Morales que partieron desde distintos puntos del país arribaron este jueves a La Paz para exigir al organismo electoral que revierta la habilitación del presidente boliviano, Evo Morales, como candidato a la Presidencia en 2019.

Las movilizaciones ingresaron al centro de La Paz, la capital administrativa de Bolivia, pasado el mediodía y a su paso se les unieron otros grupos con la finalidad de agruparse en la sede del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En el trayecto destacaron las banderas bolivianas y otras blancas con inscripciones de “Bolivia dijo no” y se entonaron cánticos con ese mismo mensaje que alude al resultado del referendo de 2016 que rechazó una reforma constitucional para permitir a Morales la posibilidad de volver a postular.

“Esto es Bolivia, no Venezuela”, corearon los miles de manifestantes que quemaron un muñeco que representaba al presidente boliviano en puertas del organismo electoral y denunciaron la supuesta instauración de una dictadura en el país.

En un acto improvisado, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, dijo que los vocales electorales “han traicionado” el voto de los bolivianos al habilitar como candidatos a Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera.

La llegada de las marchas coincidió con una huelga convocada por los comités cívicos que se cumplió parcialmente en algunas ciudades, con el mismo objetivo.

La noche del martes el organismo electoral dio a conocer las candidaturas habilitadas para las primarias previas a las elecciones generales de 2019.

La postulación de Morales y García Linera se habilitó con el aval de cuatro integrantes del tribunal, frente a otros dos que valoraron que había un choque jurídico entre un fallo del Tribunal Constitucional que les da ese derecho y el referéndum de 2016 que les impedía presentarse a nuevos comicios.

La representante de la Plataforma Ciudadana Cochabamba, Jenny Cladera, aseguró que la movilización emitió “tres resoluciones” que exigen que se revierta la habilitación de Morales, la suspensión de las elecciones primarias por considerarlas innecesarias y la renuncia colectiva de todos los vocales electorales.

Con esa manifestación se defiende “el voto popular, las leyes y nuestra Constitución”, señaló la activista.

“El pueblo boliviano quiere vivir en respeto a las leyes, a la Constitución, el respeto a la voluntad del pueblo soberano”, sostuvo por su parte el activista de la plataforma “SOS Bolivia”, de la oriental Santa Cruz, Eduardo Gutiérrez.

Los partidarios de Morales defienden que el accionar del ente electoral es parte de su responsabilidad de hacer cumplir la sentencia emitida a fines de 2017 por el Tribunal Constitucional ante los límites legales que tiene para observarla o revertirla.

Esa sentencia fue el fruto de un control de convencionalidad que la Constitución boliviana da a los tratados internacionales y que concluyó que Morales tiene el derecho de presentarse a elecciones y el pueblo de elegirlo, según el oficialismo.

El Constitucional ya habilitó a Morales para ser candidato en 2014 con el argumento de que su primer mandato, de 2006 a 2009, no cuenta porque el país fue refundado con la nueva Carta Magna promulgada en 2009.

Síguenos por @800noticias