Macri promete gobernar para todos en Argentina y el mercado lo recibe de brazos abiertos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP | El presidente electo de Argentina Mauricio Macri, un dirigente pro-mercadode derecha, prometió este lunes gobernar “para absolutamente todos” en un país polarizado tras 12 años de gobiernos kirchnerista de centroizquierda, mientras los mercados financieros recibían complacidos su elección en la tercera economía de América Latina.

“La idea es gobernar para absolutamente todos, tuvimos demasiados años enfrentados, queriendo focalizar en las disidencias, pero es mucho más lo que nos une que lo que nos separa”, dijo en su primera conferencia de prensa tras el reñido balotaje del domingo.

Macri se impuso con menos de tres puntos de diferencia (51,40%) sobre el candidato oficialista Daniel Scioli (48,60%), con 99,17% de las mesas escrutadas. Algunos medios como el diario de izquierda Página 12 titularon: “Un presidente, dos países”.

Como señal de una cambio de tono, Macri quiso destacar que tras su victoria la presidenta Kirchner lo felicitó.

“Dijo que estaba contenta de que habíamos tenido el primer balotaje de la historia de nuestro país. Me deseó la mayor de las suertes y le envió un cariño a mi mujer”, refirió al confirmar que se reunirá con ella el martes en la noche en la residencia presidencial. “Así que allí estaremos”, agregó.

A poco de comenzar la rueda de prensa, el índice Merval de la bolsa de de Buenos Aires ganaba 2,56%, y medios especializados indicaron que subían los bonos públicos hasta 3% promedio.

En el plano económico, Macri dijo que corregirá asuntos como la restricción cambiaria y la desconfianza en las estadísticas oficiales.

En Argentina rigen restricciones a la compra de divisas desde 2011. “El cepo (control cambiario) es un error, el no tener un Banco Central independiente es un error, son cosas que vamos a corregir”, dijo visiblemente cansado.

– Alianzas necesarias –

El jefe de gabinete, Aníbal Fernández había señalado en la mañana que en el balotaje del domingo hubo casi un empate.

“Salimos empatados, uno tiene que reconocerlo (el triunfo de Macri), pero no es una diferencia que nos diga a nosotros que estábamos equivocados”, dijo Fernández.

La elección se desarrolló en una jornada tranquila que dio vuelta la política argentina y que era inimaginable hace un mes, cuando los sondeos cantaban la victoria del oficialista Daniel Scioli.

“El margen de la victoria es bastante limitado”, dijo a la AFP el sociólogo Gabriel Puricelli, presidente del Laboratorio de Políticas Públicas en Argentina, al recordar que Macri lidiará con un Congreso en manos de la oposición.

Gran parte del parlamento apoya a la presidenta saliente y Macri se verá forzado a tejer alianzas hasta al menos 2017, cuando se celebrarán elecciones legislativas.

– Reordenar relación regional –

Macri ratificó que pedirá en la próxima cumbre de Mercosur, a realizarse en Asunción en diciembre, que se aplique la Cláusula Democrática del bloque sobre Venezuela.

“Lo vamos hacer como lo dijimos en la campaña. Vamos a invocar la cláusula democrática contra Venezuela, le corresponde por los abusos y por la persecución a los opositores”, indicó.

También reiteró que quiere que su primera visita al exterior sea a Brasil, primer socio comercial de Argentina.

“Tenemos que recuperar la dinámica en el Mercosur, avanzar en los convenios con la Unión Europea y converger hacia la Alianza del Pacífico”

“Queremos afianzar las relaciones con nuestros hermanos latinoamericanos”, dijo, al confirmar que habló con la mandataria socialista chilena, Michelle Bachelet.

También el izquierdista Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, felicitó a Macri por su elección, según él mismo refirió este lunes.

El mexicano Enrique Peña Nieto, el colombiano Juan Manuel Santos, el paraguayo Horacio Cartés así como el líder de la oposición venezolana Henrique Capriles y el expresidente de derecha chileno, Sebastián Piñera, le desearon éxito a la nueva gestión que marca un giro ideológico con el gobierno saliente.

El 10 de diciembre, cuando la presidenta Cristina Kirchner le entregue el mando, empieza una etapa inédita con un nuevo espacio político de derecha.

En casi un siglo en Argentina no hubo ningún presidente que no fuera o peronista o radical (socialdemócratas) elegido en elecciones libres y sin fraude.

“Le pido a Dios que me ilumine para poder ayudar a cada argentino a encontrar su forma de progresar. Yo estoy acá por ustedes así que les pido por favor, no me abandonen, sigamos juntos”, manifestó el domingo Macri.

En su vida democrática Argentina sólo alternó en el poder al Partido Justicialista (PJ, peronista) o a la Unión Cívica Radical (UCR).

“Ayer se terminó un ciclo y hoy empieza una etapa para todos los argentinos”, resumió Marcos Peña, jefe de campaña de Macri e ideólogo del Pro (Propuesta Republicana, derecha) el partido del nuevo mandatario.

Síguenos por @800noticias