Los secretos que esconden cinco de los países más pequeños del mundo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

ABC

Principado de Liechtenstein

Con una extensión de 160 km², el Principado de Liechtenstein es uno de los estados más pequeños de Europa pero con un amplio número de atracciones que ver que van desde paisajes a museos, restaurantes, eventos deportivos y lugares tranquilos para descansar y relajarse.

En la capital Valuz, el Castillo es el símbolo de Liechtenstein y lugar de residencia de la familia principesca. El castillo medieval fue ampliado y fortificado durante los siglos XVI y XVII.

La capital del principado, que tiene una población de tan sólo 5000 habitantes, invita al visitante al Museo de Arte de Liechtenstein que posee una de las colecciones privadas más antiguas de Europa; al Museo Nacional (Landesmuseum) con la historia del principado o el Museo Filatélico (Briefmarkenmuseum).

Al norte de Liechtenstein está la reserva natural de Ruggeller Riet con una superficie de alrededor de 90 hectáreas. Los visitantes pueden disfrutar de una magnífica selección de la fauna y la flora en particular.

Otro de los muchos secretos que esconde Liechtenstein es el pueblo de montaña de Malbun en los Alpes a 1600 metros sobre el nivel del mar. En invierno ofrece excelentes pistas de esquí.

Principado de Andorra

El Principado de Andorra es un pequeño país soberano situado en los Pirineos, entre España y Francia con una población total de 78.014 habitantes. Tiene una extensión de 468 km² y su capital es Andorra la Vieja.

A pesar de su pequeña extensión cuenta con una sorprendente cantidad de patrimonio artístico y cultural además de un bello paisaje como por ejemplo el Lago de Engolasters, en Vall d’Incles o el Puente de la Margineda.

Los secretos que esconden cinco de los países más pequeños del mundo

El arte románico está muy presente en Andorra con cuarenta santuarios e iglesias románicas, como el Santuario de Meritxell, dedicado a la patrona de Andorra, la Iglesia de Sant Joan de Caselles, el Conjunto Histórico de Sant Romà de les Bons, la Iglesia de San Martí de la Cortinada, la Iglesia de Sant Climent de Pal, la Iglesia de Santa Coloma, la Iglesia de Sant Cerni de Nagol y la Iglesia de Sant Miquel d’Engolasters.

Andorra también cuenta con un buen número de museos y salas de exposiciones. Los museos más relevantes son: el Museo nacional del Automóvil, el Museo de la Moto, el Museo del Arte Sacro, Museo de las Miniaturas Nicolai Siadristy y el Museo Etnográfico Casa Cristo.

Para desconectar y descansar cuerpo y mente nada mejor que el centro termolúdico de Caldea, el mayor Spa y centro de bienestar de los Pirineos.

San Marino

San Marino es el Estado soberano más antiguo del mundo y de una extensión de tan solo 61 kilómetros cuadrados. Rodeado de territorio italiano, entre Emilia-Romaña y las Marcas está a solo 10 kilómetros del mar Adriático.

En el corazón de la localidad, se encuentra la Piazza della Libertà, uno de los principales lugares a visitar. En esta plaza se encuentra el Palacio delle Poste, la Arcipretura Vecchia y el Palacio Público, construido con formas medievales a finales del siglo XIX.

Los secretos que esconden cinco de los países más pequeños del mundo

La iglesia de San Francisco fue edificada en el siglo XIV y transformada, parcialmente, en el periodo barroco y en su interior se conserva un Crucifijo de madera del siglo XIV. La Pinacoteca contigua, es muy interesante y en ella se expone una hermosa Adoración de los Magos del siglo XV; el Bautista de Lanfranco; los estigmas de San Francisco de Guecino y una Virgen con el Niño atribuida a Rafael.

Quien acuda a San Marino no puede dejar de visitar «Las Fortalezas». La primera de las tres torres de guardia de San Marino es la Guaita (o Rocca), construida en el siglo XI. La segunda es la Cesta, la más alta de ellas, edificada en el siglo XIII y acoge el Museo de las Armas Antiguas. La última es el Montale, del siglo XIII, que se alza aislada y en ella se conserva aún un antiguo calabozo.

Malta

La República de Malta es un país insular compuesto por un archipiélago situado en el centro del Mediterráneo. Con una población de más de 452.000 habitantes distribuidos en 316 km² tiene la más alta densidad de población entre los países de la Unión Europea.Con 7.000 años de historia, la isla de Malta, cuya capital es La Valeta, está repleta de cultura y de un rico patrimonio. Destaca el Grandmasters Palace del siglo XVI, la Sacra Infermeria o el Centro de Santiago para la creatividad, una fortificación magníficamente restaurada con obras de arte que se exhiben en las paredes rugosas originales y espacios redescubiertos.

Los secretos que esconden cinco de los países más pequeños del mundo

El turista tampoco puede dejar de visitar el Museo Nacional de Bellas Artes, ubicado en un exuberante edificio rococó de la década de 1570 en donde se exponen algunas magníficas obras de arte, que van desde el Renacimiento hasta la época moderna.

En la isla de Gozo está la Ġgantija, un conjunto de dos templos megalíticos erigidos durante el Neolítico (entre 3600 y 2500 a. C.). Se trata de dos de las más antiguas construcciones religiosas complejas que hayan sobrevivido en la región sin haber sido saqueadas, demolidas o enterradas. En 1980, los templos megalíticos de Ġgantija fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por último Malta, de clima Mediterráneo, ofrece al visitante bellas playas con aguas limpias donde descansar y disfrutar del sol.

Luxemburgo

Luxemburgo es un pequeño país de Europa Central que forma parte de la Unión Europea rodeado por Francia, Alemania y Bélgica. Luxemburgo cuenta con una población de medio millón de habitantes sobre un área de 2.586 kilómetros cuadrados y su capital, del mismo nombre, cuenta con mucha fama a nivel europeo, esto se debe a que es sede de algunas instituciones de la Unión Europea (UE) como el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Tribunal de Cuentas Europeo y el Banco Europeo de Inversiones entre las más importantes.

Los secretos que esconden cinco de los países más pequeños del mundo

Fue declarada por la Unesco en el año 1994, Patrimonio de la Humanidad por su enorme contenido histórico como los barrios antiguos que amparan parte de la historia europea.Los lugares de interés de la ciudad incluyen la Catedral de Santa María de Luxemburgo, las fortificaciones de la Edad Media -Patrimonio cultural de la Humanidad concedido por la Unesco en 1994-, el Palacio Gran Ducal, el Museo de Luxemburgo, la Plaza de Armas o el Ayuntamiento de la ciudad.

Síguenos por @800noticias