Los principales bancos centrales intentan tranquilizan a los mercados | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Los principales bancos centrales del mundo han intentado hoy tranquilizar a los mercados financieros con garantías de suficiente liquidez tras el desplome de las mayores plazas bursátiles después de que el Reino Unido decidiera salir de la Unión Europea (UE).

Asimismo en el mercado de divisas se veían fuertes movimientos: la libra esterlina y el euro bajaron con fuerza pero redujeron la depreciación a lo largo de la jornada.

El dólar, el franco suizo y el yen, considerados valores refugio, subieron mucho.

El dinero también ha escapado a la deuda alemana y la rentabilidad del Bund, el bono a diez años de Alemania, llegaba a un nuevo mínimo histórico en -0,17 %

El precio del oro se disparó un 4,2 %, hasta 1.315,50 dólares al cierre de la negociación respecto al día anterior.

Ante esta situación de extrema volatilidad y nerviosismo en los mercados, los miembros de las siete economías industrializadas que integran el G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido) aseguraron que están “listos para usar los establecidos instrumentos de liquidez” para hacer frente a los efectos adversos en los mercados de la decisión británica de abandonar la UE.

El Banco de Inglaterra (BoE) apoyó al sistema financiero con 250.000 millones de libras (310.000 millones de euros).

El gobernador de este banco central, Mark Carney, advirtió de que la salida de la UE conllevará un periodo de “incertidumbre y reajuste”, pero insistió en que la institución está “bien preparada” con un plan de contingencia.

Una fuerte caída del valor de la libra impulsará al alza la inflación y lleva al BoE a una situación difícil porque deberá estabilizar los precios y al mismo tiempo la producción, comentó el economista jefe de UniCredit Research, Erik Nielsen.

Es probable que el BoE tenga que bajar los tipos de interés en el Reino Unido hasta el 0 %, aunque no por debajo de esa cifra para apoyar la actividad económica, prevé Nielsen.

Asimismo podría tener que reiniciar las compras de deuda si las condiciones financieras del Reino Unido se deterioran mucho.

El Banco Popular de China (central) también puso en marcha un plan de contingencia para minimizar los efectos del “brexit”, inyectando 170.000 millones de yuanes (25.850 millones de dólares y 22.850 millones de euros).

Por su parte, el Banco Nacional Suizo (SNB) intervino en el mercado de divisas para frenar la apreciación del franco.

El Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal (Fed) y el Banco de Japón (BoJ) también se mostraron dispuestos a ofrecer liquidez adicional en caso necesario mediante acuerdos de intercambio de divisas entre varios bancos centrales.

Quizá el comunicado del BCE fue el más escueto de todos y se limitaba a asegurar liquidez y a decir que el sistema bancario de la zona del euro es fuerte.

El BCE dijo que realiza “un atento seguimiento de los mercados financieros y se mantiene en estrecho contacto con otros bancos centrales” y añadió que “está preparado para proporcionar liquidez adicional, en caso necesario, en euros y en moneda extranjera”.

El BCE insistía en que “se ha preparado para esta contingencia en estrecho contacto con las entidades de crédito que supervisa, y considera que el sistema bancario de la zona del euro es resistente en términos de capital y liquidez”.

“El BCE seguirá cumpliendo su responsabilidad de mantener la estabilidad de precios y la estabilidad financiera en la zona del euro”, terminaba el comunicado de la entidad con sede en Fráncfort.

Los bancos serán de nuevo los más afectados por el “brexit”, por la gran cantidad de negociación que tienen en Londres, que ha sido el centro financiero de Europa hasta ahora.

Santander perdió un 19,9 % (3,3 euros), Deutsche Bank cayó un 14,1 % (13,37 euros), Commerzbank cedió un 13 % (6,20 euros), mientras que Barclays cedió un 17,7 %, Lloyds un 21 % y Royal Bank of Scotland, un 18 %. EFE

Síguenos por @800noticias