Los opioides siguen causando estragos en EEUU y crece el uso en Europa | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El cannabis sigue siendo la droga más consumida en el mundo pero son los opioides, desde la heroína al fentanilo, las sustancias más dañinas, responsables de 6 de cada 10 muertes por sobredosis en todo el mundo y causantes de una grave crisis de salud pública en Estados Unidos.

“Los opioides son una gran preocupación en muchos países debido a las graves consecuencias para la salud asociados a su uso. Por ejemplo, en 2017, el uso de opioides estuvo detrás de 110.000 (el 66 %) de las 167.000 muertes (directas) atribuidas a trastornos por el uso de drogas”, señala un informe de Naciones Unidas publicado hoy.

El Informe Mundial sobre Drogas 2019, que difundió hoy en Viena la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), indica que el número de usuarios de opioides en 2018, incluidos quienes toman analgésicos por razones no médicas, fue de 53,4 millones en todo el mundo.

De ellos, unos 29 millones son consumidores de opiáceos, los derivados directos de las plantas de amapola, como la heroína, la morfina y el opio.

Esa cifra supone un 56 % más que la de 2016, después de que la ONU haya actualizado sus cifras al comprobar que el abuso de esta droga en Nigeria e India está más extendido de lo que se creía.

En su análisis, la ONU insiste en la gravedad de la crisis de opioides en Estados Unidos y Canadá, debida en gran medida al uso, bien sólo o con otras drogas, del fentanilo, un analgésico sintético 50 veces más potente que la heroína.

Se estima que un 4 % de todos los norteamericanos adultos consumieron algún tipo de opioide al menos una vez en 2017.

La ONU señala que de las 70.237 muertes por sobredosis registradas en Estados Unidos en 2017, 47.600 se debieron al uso de opioides (13 % más que en 2016).

De ellas, más de la mitad se debieron al fentanilo y sus análogos.

“Las sobredosis de droga en Norteamérica han alcanzado realmente dimensiones de epidemia”, indicó Angela Me, responsable del informe, en un encuentro con la prensa previo a la difusión de los datos.

Un análisis sociológico muestra que el perfil tipo del consumidor de opioides en Estados Unidos es un hombre blanco, de entre 18 y 25 años, desempleado y con estudios básicos.

Mientras, también en la vecina Canadá, las sobredosis mortales por opioides crecieron un 33 % en 2017.

Respecto a Europa Occidental, la ONUDD advierte de que el mercado de fentanilo también está creciendo, y que las incautaciones de esta droga se han disparado un 1.600 % entre 2013 y 2017, hasta llegar a los 17 kilos.

Aunque asegura que el uso y las consecuencias de esta droga en Europa no es “nada comparable con las dimensión de las crisis en Estados Unidos”, Me advierte de que es importante que Europa lo tenga en cuenta.

“Una vez que se abre el mercado es muy difícil cerrarlo”, asegura, recordando que el fentanilo es más fácil y barato de producir, y es un mercado muy atractivo y beneficioso para los traficantes.

Con todo, la heroína sigue siendo el opioide más consumido en los países de la Unión Europea y tras unos años de estabilidad, el consumo ha comenzado de nuevo a subir, debido, entre otros factores, al récord de producción de opio del año pasado en Afganistán.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias