Los hombres, más propensos a desarrollar linfoma | 800Noticias
800Noticias
Salud

Son muchos los tumores que invaden el organismo humano y hasta los momentos se desconocen las causas de su aparición.

Los linfomas es una de esas enfermedades tumorales que afectan a los linfocitos, células que forman parte del sistema inmune. La hematólogo Marisela Morales señala que “los linfomas representan un aumento indiscriminado en la multiplicación de las células que son los linfocitos producidos por la médula ósea a nivel de los ganglios linfáticos u otros órganos que pueden ser extra ganglionar”.

Según la Asociación de Linfoma, Mieloma y Leucemia, “el linfoma es un tipo de cáncer que se desarrolla cuando se produce un fallo en la forma de actuar de los linfocitos (células blancas de la sangre que ayudan a luchar contra las infecciones). Este fallo provoca la creación de una célula anormal cancerosa.

Al igual que el resto de linfocitos, los linfocitos cancerígenos pueden crecer en muchas partes del cuerpo, incluyendo los nódulos linfáticos, la médula ósea, la sangre, órganos diversos, etc”.

Los linfomas se pueden dividir en dos tipos principales: El linfoma no-Hodgkin y el linfoma Hodgkin, siendo esta  una clasificación histológica que se debe tomar en cuenta a la hora de aplicar un tratamiento, destacó Morales.

Los linfomas no-Hodgkin pueden derivar de los linfocitos B o T. Los linfocitos forman parte de los glóbulos blancos de la sangre. Pueden ser de tipo B, que ayudan al organismo ante las infecciones mediante la producción de anticuerpos; o linfocitos T que nos protegen frente a los virus, hongos y bacterias.

Enfermedad de Hodgkin o linfoma de Hodgkin suele presentarse como un agrandamiento de los ganglios linfáticos de manera firme, no dolorosa ni molesta. La persona tiene una inmunidad celular defectuosa, concretamente en los linfocitos-T.

Igualmente, la hematólogo Morales señaló “que está enfermedad afecta mas a hombres que a mujeres y los síntomas va desde la presencia de un bulto que no suele ser doloroso, en cuello, axila o ingles”.

Existen pacientes que presentan fiebre, sudoración nocturna, pérdida de peso y cansancio, picor en la piel y manchas cutáneas de coloración rojiza. Se denomina síntomas B, a la presencia de pérdida de peso inexplicada mayor del 10% del peso corporal en los últimos seis meses, fiebre inexplicada superior a 38 grados y sudoración nocturna profusa hasta empapar la ropa.

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@brazonlisbeth

Síguenos por @800noticias