Los familiares de los pasajeros chinos del MH370 quieren viajar a La Reunión | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Pekín, China | AFP | Varios allegados de los pasajeros chinos del vuelo MH370 manifestaron este viernes su intención de viajar a la isla francesa de La Reunión, donde apareció un fragmento de ala de avión probablemente procedente de ese vuelo desaparecido de Malaysia Airlines.

La mayoría de los pasajeros a bordo de aquel Boeing 777, que desapareció hace 17 meses con 239 personas a bordo poco después de despegar de Kuala Lumpur con dirección a Pekín, eran chinos.

Una treintena de allegados suyos se habían reunido en la mañana de este viernes ante un edificio de oficinas cerca del aeropuerto de Pekín con la esperanza de reunirse con responsables del gobierno malasio.

Pero ante la frustración por la falta de respuesta, expresaron su enfado y su deseo de viajar a la isla, en el océano Índico, donde encallaron varios escombros que podrían proceder del avión.

“Exigimos ir a La Reunión para constatar nosotros mismos” la situación, declaró Hu Xiufang, que tenía tres familiares, entre ellos su hijo, a bordo del MH370.

“¡Todos los familiares quieren ir! Malasia es el país responsable [de la investigación], y les corresponde a ellos encargarse de las formalidades necesarias” para este viaje, añadió.

Las búsquedas para encontrar el MH370 no habían dado frutos hasta que, la semana pasada, se encontró un flaperón —una parte del ala del avión— en una playa de La Reunión.

El primer ministro malasio, Najib Razak, aseguró el jueves que se trataba de un fragmento del aparato desaparecido, pero las familias chinas recibieron este anuncio con incredulidad, y aseguraron tener “serias dudas” al respecto.

Por otra parte, el ministro malasio de Transportes indicó a la AFP que también se habían encontrado en La Reunión cojines de asientos y ventanillas de avión que estaban a la espera de ser analizados.

A pesar de los recientes anuncios, muchos familiares de los desaparecidos se niegan a creer que sus familiares estén muertos.

Algunos de ellos, como Zhang Jianyi —cuya hija y nieta volaban en el MH370— llevaban este viernes una camiseta en la que se podía leer “Rezamos por vuestro retorno sanos y salvos”.

Síguenos por @800noticias