Los chicos de Uruguay quieren ponerse a la altura de la historia de los grandes | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Wellington, Nueva Zelanda | AFP | Dos veces campeón mundial absoluto (1930 y 1950), primer bicampeón  olímpico de la historia (1924 y 1928) y quince veces ganador de la Copa América, Uruguay tiene bien ganada su chapa de gigante del fútbol mundial, pero sus hinchas aún tienen un espina clavada: nunca han podido festejar un título juvenil planetario y sus chicos del Sub-20 quieren sacársela en Nueva Zelanda-2015.

Tras pasar la primera ronda apoyándose en el ADN charrúa, con mucha entrega y corazón, la Celestita de Fabián Coito salió viva del ‘grupo de la muerte’,  pero ahora deberá mejorar mucho en el clásico sudamericano ante Brasil, el jueves en New Plymouth por los octavos de final.

“Pasamos un grupo difícil y muestra de ello es que quedó afuera México”, afirmó Coito, de 48 años, quien estuvo cerca de regalarles a los hinchas charrúas un título juvenil con aquella final perdida en México-2011, con la Sub-17.

La ‘Banda’ uruguaya, como suelen llamarse puertas adentro, siente que Nueva Zelanda-2015 es una nueva oportunidad para su selección Sub-20 de pagar esa vieja deuda pendiente, más aún después de que el último título que se les escapó de las manos en Turquía-2013 en la tanda de los penales contra la Francia de Paul Pogba (4-1), pese a que el guante de oro al mejor portero del torneo fue para Guillermo De Amores.

Paradojas del destino, la Celestita vuelve a tener en el arco a su mejor jugador en este torneo, Gastón Guruceaga, que palpita el nuevo cruce con los brasileños. “Nos conocemos mucho, aunque Brasil cambió muchos jugadores” con respecto al Sudamericano-2015, comento el arquero que admira al español Iker Casillas y quiere ser campeón en Nueva Zelanda.

En 1997 el cetro también estuvo al alcance de la mano, pero los chicos de Víctor Púa perdieron la final 2-1 en el clásico rioplatense contra la Argentina de Juan Román Riquelme y Pablo Aimar.

Además, la Celeste Sub-20 fue semifinalista en otras tres oportunidades: en la primera edición de Túnez-1977, dos años más tarde en Tokio-1979 y en Nigeria-1999, dentro de un marco de doce participaciones mundialistas. Ello marca que el elenco charrúa ha estado muchas veces con el título en el punto de mira, pero el disparo final ha fallado, pese a haber tenido intérpretes de alto vuelo como Enzo Francescoli, Diego Forlán, Edinson Cavani, Nico Olivera y Luis Suárez, entre muchos otros cracks.

Revancha del Sudamericano en el Mundial 

Siete veces campeón sudamericano Sub-20, aunque la última vez fue en 1981, la Celestita dejó con el grito de campeón continental en la garganta a los 50.000 hinchas que llenaron el estadio Centenario en esa especie de final perdida en enero pasado contra Argentina (1-2), pero sus jugadores toman esta excursión como una revancha de aquel revés.

Encima, en este año mundialista será la única oportunidad de quebrar ese maleficio de sequía de títulos, ya que su homóloga Sub-17 no logró clasificarse a la Copa del Mundo de la categoría de Chile-2015, pese a que no había bajado de los cuartos de final desde 2009 e incluso fue subcampeona mundial en México-2011 frente al anfitrión (2-0).

De las ocho grandes potencias mundiales que han ganado al menos una vez la Copa del Mundo en la categoría absoluta, sólo Italia, Inglaterra y Uruguay no han podido repetir en divisiones menores.

Aunque los charrúas sí han estado muy cerca y sus hinchas una vez más creen en la generación 2015 que lidera en campo Gastón Pereiro y del que dependerán en gran medida para llegar a cuartos de final dejando en el camino en el clásico a Brasil. Y por qué no usar como fuente de inspiración aquel Maracanazo de 1950 que todos conocen de memoria en tierra charrúa.

Síguenos por @800noticias