Los 5 alimentos que no escasean en Venezuela y te ayudan a prevenir un infarto cerebral | 800Noticias
800Noticias
Cocina

Sugey Díaz / Con información de agencias

El infarto cerebral es la tercera causa de mortalidad en el mundo, por detrás de las enfermedades cardíacas y del cáncer.

Si bien es cierto que a día de hoy no podemos evitar al 100% el sufrir un accidente cerebrovascular, son muchos los estudios que nos indican que el llevar unos hábitos de vida saludables, donde incluyamos una serie de alimentos básicos, nos van a ayudar a prevenir el infarto cerebral casi en un 30%.

1. Las zanahorias

Según un estudio realizado en 2008 en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) comer unas cinco zanahorias a la semana podría reducir el riesgo de ictus en un 50 %. Aunque hemos de ser prudentes con este dato, no descartaremos sus beneficios naturales, dado que es una verdura muy rica en antioxidantes, que evitan que se nos formen cóagulos en las arterias y que favorecen la circulación sanguínea.

2. Coles de Bruselas (Repollo)

Los coles de Bruselas son ricas en potasio y en folatos, elementos fundamentales para evitar el colesterol, la acumulación de grasa en nuestras arterias y para eliminar toxinas a través de la orina.

3. El aguacate

Basta con consumir medio aguacate al día. Es rico en esos ácidos grasos tan beneficiosos para nuestro cerebro como es el omega 3, el cual previene la oxidación celular y su envejecimiento prematuro.

4. Los tomates

El tomate es un cóctel natural de antioxidantes como el licopeno, el cual se sabe que es muy adecuado para prevenir los ictus gracias a su capacidad para reducir la tensión arterial y favorecer la circulación sanguínea. Todo se debe a una sustancia llamada homocisteína, que se relaciona con una mayor probabilidad de sufrir un infarto cerebral.

5. Sardinas en aceite de oliva

Son un tesoro natural de grasas saludables, de calcio y vitamina D. Son protectoras naturales de nuestro cerebro, aunque hay un dato que debes conocer: si las abres y no te las terminas, no las guardes nunca en su lata original. Resérvalas en un bol de cristal o cualquier otro soporte que no sea de metal.

Lea también

Síguenos por @800noticias