Los 3 grandes secretos de las parejas que van a funcionar toda la vida | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Agencia.- Por qué nos enamoramos? (suspiro) ¿Es un flechazo o me ha sentado mal el bocadillo? (suspiro) ¿Habrá beso en nuestra primera cita? ¿Y cama? (demasiados suspiros) ¿Por qué funcionan algunas relaciones y la de mis padres fue un desastre? Son preguntas que alguna vez habrás hecho a aquel mejor amigo con quien siempre te sinceras sobre tus relaciones, fallidas o no, y cuyas charlas acaban con una caja de cervezas vacías y un brillo melancólico y beodo en los ojos. Para que te apliques en la magna labor de “construir” o “reconstruir” tu relación de pareja, te descubrimos algunas verdades y secretos sobre el amor (ay, esa palabra) de la mano de uno de los mayores expertos en la materia. ¿Cupido? No. El profesor Arthur Aron, autor de biblias rosas como el ‘Handbook of Closeness and Intimacy’ y ‘Heart of Social Psychology: A backstage View of a Passionate Science’. Deja de deshojar margaritas y toma nota de estos tres secretos (a voces):

1. ‘Love is in the air’ y que dure siempre

O en nuestro cerebro. Cuando nos enamoramos nos sentimos pletóricos, llenos de energía y también un poco “colgados” y ahí está el quid de la cuestión, porque es en este mágico momento cuando los centros de recompensa del cerebro se inundan de dopamina, que provoca sentimientos de euforia simulares a los que producen drogas adictivas como la cocaína o cuando esperas ganar muchísimo dinero. Así que el amor, más que una emoción como puede ser la alegría o la pena, sería un enorme deseo de amar y ser amado, y, sobre todo, una reacción química. De la misma forma que otras hormonas generadas en el momento que Cupido hace diana, como la oxitocina y la vasopresina, nos ayudan a formalizar una relación de pareja y a estar unidos.

A muchos de nosotros nos parece admirable, casi un prodigio, que en una sociedad líquida como la nuestra una pareja permanezca unida y bien avenida hasta que las muerte los separe, más cuando lo habitual es que lo haga el juez. Bien, de acuerdo al autor, recientes investigaciones revelan que hay parejas que pueden amarse mucho más tras 40 o 50 años de matrimonio que al principio: “Hemos averiguado que el amor romántico puede existir en personas que han permanecido juntas durante cerca de medio siglo. De hecho, las personas que rondan los 70 años y que dicen estar tan o más enamoradas de sus parejas que al principio muestran los mismos patrones de respuesta neuronal que aquellas que acaban de enamorarse”. ¿Y entonces cuál es la clave? La mayoría de matrimonios felicestienen algo en común, la amistad que une a la pareja.

Bien, dirás, todo esto es muy “bonito”, pero cómo consigo alguien con quien comer perdiz a medias:

2. Tu media naranja o lo que llamas ‘tú pero en tía’

Espejito, espejito: ¿Qué es lo que nos hace atractivos a ojos de los demás? Pues claramente, que ellos se sientan atraídos hacia nosotros y que tengan algo en común contigo. “Nos sentimos atraídos por personas que nos muestran que les gustamos y ayuda que ‘creamos’compartir similitudes, sea cierto o no”, señala Aron. No obstante, otros estudios demuestran que generar pequeñas discrepancias, los tira-y-afloja típicos para llamar la atención del otro, también funcionan. Nos referimos a ese dicho infantil de “los que se pelean, se desean”, pero llevado a la vida adulta.

Sigamos. Imaginemos que siguiendo los consejos del profesor Arthur te lanzas a por unacita en Internet. Entonces, te irá bien saber un dato: al menos habrás de pasar por de tres a ocho citas a ciegas frustrantes hasta conseguir que una bonita y duradera historia emerja. Y cuando ocurra, ¿qué hago?

3. Necesitarás más que fuegos artificiales

Según los científicos, solemos asociar lo que sentimos a las personas que nos rodean en un momento determinado, a menudo sin una causa clara. De forma que el escenario importa y mucho, e incluso puede llevarnos a creer que estamos enamorados. De hecho, te sorprenderá saber que podemos enamorarnos de alguien que intenta matarnos, según la ciencia. Pero, ¿significa eso que debemos llevar una primera cita a los extremos? No. Según el psicólogo, el tema de conversación recomendado en las primeras citas debe ser superficial, pero interesante, como los viajes, por ejemplo. “Puedes asustar a una persona si profundizas demasiado en su vida sin apenas conocerla, aunque una cosa es ser superficial y otra aburrido”, señala.

Ahora que ya sabes que nos enamoramos para toda la vida, aunque a veces dure un rato, que parecemos tan idiotas como felices, que las compatibilidades funcionan (y si no las inventas) y que el amor romántico existe a pesar de Tinder, estas preparado para que Cupido ensarte sus flechas… Cuidado, no sea que falle el tiro.

Síguenos por @800noticias