Lo que esconde la comida que se sirve en los aviones | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Agencias.- Lo que más odia un viajero frecuente son los retrasos. Después, la incomodidad del asiento. Y por último, la comida que se sirve a bordo. “Sabe a plástico”, “estoy lo cocinaron hace tres días” o “¿de dónde sacan esta bazofia?” suelen ser algunos de los comentarios que tienen que oír las azafatas. Pero, ¿y si estamos siendo injustos con la comida que se sirve en los aviones? ¿Y si no puede ser mejor, porque es producto de un proceso casi perfecto y no hay margen de mejora?

Un reportaje llevado a cabo por la página web Business Insider aporta luz sobre cómo se cocina la comida que luego se sirve a bordo. Y visto lo visto, muy pocos se pueden imaginar cómo está realmente hecha.

Un reportero pudo visitar las instalaciones que tiene la aerolínea United Airlines cerca del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey (Estados Unidos).Allí se prepara el avituallamiento de 217 vuelos diarios en los que se sirve un número total de 33.000 comidas -en algunos se sirven hasta 3 comidas- y en el que trabajan unas 1.000 personas.

Lo primero que choca al descubrir las tripas de este complejo es la ausencia de robots: aunque parezca mentira, toda la comida se prepara a mano. Las patatas y las zanahorias se cortan con un cuchillo, las ensaladas se van sirviendo como en una cocina tradicional y si hay que freír, se hace con una sartén, como lo haría cualquiera en su casa.

Lo único diferencia el proceso de cocinado son los tiempos. En tierra, un filete puede hacerse al 30%, para que luego se termine de hacer dentro del avión.Por cierto, en las aeronaves no hay microondas, como mucha gente cree. El sistema de calentado y cocinado se realiza mediante unos hornos especiales que reparten el calor con un ventilador, y que permiten cocinar a baja temperatura -consiguiendo que los jugos de la comida no se pierdan- y con gran rapidez.

aero2

El complejo de United Airlines está impoluto. Todos los trabajadores llevan guantes en todo momento y una redecilla que impide que un pelo traicionero se cuele en los alimentos. También lucen batas de laboratorio que son limpiadas a diario.

Respecto a los productos frescos, otra sorpresa. Las ensaladas y las macedonias de frutas son preparadas varias veces al día, para que siempre tengan buen aspecto y sabor. Nada de hacer miles un lunes y dejarlas en una nevera para el resto de la semana: la comida que se prepara debe ser embarcada en el avión en las próximas seis horas u ocho horas. Si el avión se retrasa y ha pasado más de ese tiempo, la comida debe ser tirada y los trabajadores tienen que preparar una nueva remesa.

En la nave industrial de United Airlines se preparan a mano las bandejas en las que luego llega la comida y se meten dentro de los carritos de almacenamiento que luego se pueden ver en los galleys de los aviones. Hasta que llega su momento de ser transportados, esperan en una gigantesca sala en la que la temperatura ambiente es de tan solo 3 grados.

Queda claro que detrás de una de esas tristes bandejas en realidad hay un trabajo hercúleo y cuidadoso. Así que quizás, la próxima vez que te pongan delante la famosa ‘pasta o pollo’, sepas apreciarla un poco mejor.

Síguenos por @800noticias