¡LLUVIA DE CRÍTICAS! | Lo que explicó la madre luego que esta foto se hiciera viral | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Agencias

¿Las redes sociales serían un arma de doble filo? Por un lado nos comunican, nos acercan a amigos lejanos, nos permiten compartir las cosas que nos suceden día tras día, pero también pueden generar grandes malos entendidos que podrían perjudicar a otras personas. Quizá lo que le ocurrió a esta mujer sea un ejemplo.

La protagonista de esta historia es la estadounidense Molly Lesing, quien fue mencionada en las redes sociales tras protagonizar una fotografía que se viralizó y a través de la cual se le señaló como ‘la mama más mala del mundo’.

El origen del problema

Todo comenzó cuando un usuario en redes sociales, con más de 30 mil seguidores, le tomó una fotografía a Molly, mientras estaba con su pequeño hijo en la sala de espera de un aeropuerto, y la compartió con sus contactos. La leyenda de la publicación rezaba: “Estoy llorando. Hasta las personas blancas están indignadas con las personas blancas”.

En la imagen, se aprecia a la joven madre usando su teléfono celular y, a sus pies, recostado sobre una manta, a su bebé de apenas unos meses de vida. Al lado suyo, otra mujer parece mirar la escena con expresión desaprobación.

La historia detrás de la imagen 

La fotografía ya ha sido compartida más de 2 millones de veces. Es por eso que Molly Lensing, en una entrevista que recoge The Sun, decidió dar una explicación de lo que estaba sucediendo cuando se le tomó la controversial fotografía.

La mujer contó que estaba viajando sola con su hija de dos meses desde hacía varios días. Tuvieron que atravesar una serie de desventuras como cancelaciones de vuelos, largas horas de espera y maltrato por parte de la aerolínea.

Una odisea

La mujer tenía un vuelo original que había sido reprogramado para el día siguiente y, cuando finalmente logró despegar, lo hizo con seis horas de retraso y perdió la conexión con Atlanta, su ciudad de destino. Le dijeron que volaría a medianoche, pero tampoco fue posible.

Molly y su bebé pasaron la noche en el aeropuerto y, al día siguiente, también continuaron las cancelaciones de vuelos. Frustrada y cansada, se sentó en uno de los asientos de la terminal para intercambiar mensajes con sus padres.

Aclaró que apoyó a su hija en el suelo por solo unos segundos. Fue entonces que alguien sacó la foto que después se hizo viral, destaca el portal yahoo.com.

La joven confesó que estaba exhausta, que su hija había permanecido muchas horas en su carrito y en sus brazos. Necesitaba comunicarse para avisar a su familia por qué llevaban tantos días de retraso en llegar a su hogar. La mujer insistió en que solo fue un instante y, que sin imaginarlo, “la condenaron a una pesadilla”.

Síguenos por @800noticias