Llegar al podio en Silverstone, el nuevo objetivo de McLaren | 800Noticias
800Noticias
Deportes

No es fácil entender este deporte. La F-1 tiene sus propias reglas y, aunque no es usual, puede llegar a suceder que uno de los equipos más importantes de la historia llegue a la primera carrera del año, sólo un coche pueda competir y el que está en pista termine a dos vueltas del ganador. Es como si el Real Madrid empezase la Liga con cinco jugadores porque no han previsto que debían llegar con once. Algo así sería si pudiese haber posibilidad de comparar entre la F-1 y cualquier otro deporte.

Aquí para ganar tienes que hacer una importante inversión, de tiempo y dinero. McLaren decidió aceptar la apuesta de Honda, sabían que si continuaban con Mercedes no llegarían a vencer otro Mundial porque, como es lógico, el mejor material lo tendría siempre el equipo oficial de la marca alemana.

“Mercedes empezó en 2010 con este proyecto y han ganado cuatro años después. Y ahora tienen un coche imposible para todos”, explica Eric Boullier tras el gran premio. Y es ahí donde McLaren tiene el gran desafío. La inversión de dinero de Honda es evidente y también de personal, tiene dos fábricas en Japón trabajando directamente en el proyecto de Fórmula 1 y una en Inglaterra, cerca de la de Woking de McLaren, también pendiente de la colaboración con los ingleses. Pero otra cosa es el tiempo.

Y ahí es donde han hecho una apuesta muy arriesgada. Y es que tanto la unidad de potencia, como el chasis y toda la aerodinámica de McLaren Honda resulta tan novedosa que es complicado ponerlo en marcha. Podrían haber hecho un diseño más lógico, pero entonces hubiera sido imposible ganar hasta dentro de tres o cuatro años. Y ellos quieren luchar por el título en 2016. “Por supuesto que pretendíamos llegar a esta carrera en mejores condiciones y haber hecho más kilómetros en pretemporada, pero no ha sido posible”, reconoce Boullier. Y es que para McLaren la carrera de Albert Park ha sido la primera vez que logran tantos kilómetros hasta ahora.

“Claro que tenemos prevista una solución y estamos trabajando en un plan de recuperación absoluta, pero no nos queremos dar un tiempo, sólo intentar hacerlo mejor lo más pronto posible”, dice Boullier. Pero según ha podido saber AS, ese margen de tiempo sí existe. En McLaren consideran que hasta antes del verano no va a ser posible ser competitivos. Para el GP de Canadá, esperan haber mejorado de manera considerable, también en el siguiente de Austria y es en Silverstone donde tienen marcada la línea roja para luchar con Williams o Ferrari. Por supuesto se olvidan de Mercedes esta temporada.

Su idea es ir poco a poco, mejor en cada carrera, solucionando cosas, poniendo más caballos. “Cuando los japoneses nos den toda la potencia estaremos delante”, dicen desde el equipo. Y es que se habla de casi cuatro segundos de margen en relación a los tiempos que hicieron en Melbourne con una unidad de potencia al 60% de su potencial.

Y todo eso superando los problemas, como que Kevin Magnussen rompiera el motor en Australia y Fernando Alonso ya sólo tenga tres para lo que queda de temporada. El primero lo estrenará en Malaisia. Y ahí ya irá mejor. Seguro.

Fuente: AS

Síguenos por @800noticias