Llanto y resignación en entierro de 11 mineros de Tumeremo | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Sucesos

Odell López Escote

Gritos. Fue la expresión protagonista de este miércoles en Tumeremo. ¿La razón?, el entierro de once personas asesinadas en la mina El Miamo, cerca del fundo Atenas.

“Gustavo Guevara, Néstor Ruiz, José Ángel Ruiz y José Armando Ruiz, Cristóbal Heredia, Junior Romero, Javier Muñoz, Jesús Alfredo Aguinagalde y José Gregorio Nieves”, recibieron el homenaje de sus seres queridos, pero sobre todo, el llanto de quienes no les verán más.

En el Barrio La Caratica, en los alrededores de Tumeremo velaron a Néstor Ruiz, José Ángel Ruiz, José Armando Ruiz y a Jesús Alfredo Aguinagalde. Eran vecinos de la zona así que fueron llevados hasta una cancha donde familiares y amigos le dieron el último adiós.

La descomposición de sus restos no permitió un velatorio mayor. 30 minutos de acompañamiento en la cancha de La Caratica fue suficiente para conmover hasta a los militares.

La fiscal de la República, Luisa Ortega Díaz, fue quien entregó los cuerpos a los familiares. El acto se hizo sin medios de comunicación para evitar exponer a los que quedan vivos.

Los cuerpos fueron trasladados en dos convoyes del Ejército hasta el cementerio. Allí la putrefacción se concentró y algunos arrugaron la cara discretamente.

La Alcaldía de Sifontes dispuso un sitio en el camposanto nuevo de Tumeremo para que fueran enterados, tal como lo pedían sus familiares quienes no pagaron nada por esto.

A Maridalia Ruiz y Marielli Ruiz se las llevaron a San Félix. La mayor parte de su familia están allá, donde fueron enterradas. Ángel Trejo fue enterrado en el cementerio viejo, separado por una pared del nuevo.

Otra de las víctimas fue trasladada a Carúpano.

Quedan tres cuerpos por reconocer, según dijo la fiscal Luisa Ortega Díaz.

Síguenos por @800noticias