Libertadores: Independiente del Valle respetó su casa ante Guaraní | 800Noticias
800Noticias
Deportes

AFP

El Independiente del Valle de Ecuador derrotó 1-0 al Guaraní paraguayo en el partido de ida de la primera fase de la Copa Libertadores-2016 disputado este jueves en el estadio General Rumiñahui de Sangolquí.

Tras una fallida jugada de falta ensayada en el 29, el defensa Luis Caicedo recogió un balón suelto en el área chica para perforar el arco guaraní, que ya no se recuperó en todo el encuentro.

Fue un partido irregular, con muchas oportunidades de gol para los locales y poco juego en el centro, en el que los paraguayos -favoritos y semifinalistas en la edición pasada de la Libertadores- parecieron acusar la altura de 2.500 metros de Sangolquí.

La revancha está prevista para el próximo 11 de febrero en Paraguay, en el estadio Defensores del Chaco.

El ganador de esta fase integrará el Grupo 5 junto a Atlético Mineiro (Brasil), Colo Colo (Chile) y Melgar (Perú).

La victoria, bajo una intensa lluvia, le da a los locales un balón de esperanza de pasar a segunda fase y superar sus pobres actuaciones del máximo torneo de clubes continental, si bien no lo tendrán fácil ante los aguerridos guaraníes, diez veces campeones de la liga de su país.

En el 45+1 del primer tiempo, José Angulo estuvo a punto de ampliar el marcador para los locales, al desmarcarse en solitario y disparar con suavidad a la izquierda de la porteria de Aguilar, pero el balón salió por el fondo rozando el poste.

En la segunda mitad, los visitantes salieron a darle la vuelta al marcador abriendo filas y con un juego más ofensivo, pero los ecuatorianos se mantuvieron firmes con el centro del campo de Mario Rizzotto, Jefferson Orejuela y Julio Angulo.

Y otra vez Angulo en el 62 desaprovechó otra oportunidad de gol tras driblar fuera del área al portero de la escuadra paraguaya y perder el balón.

La última media hora fue de claro dominio ecuatoriano, con constantes internadas por las bandas y numerosas ocasiones, pero el gol que le hubiera dado más tranquilidad en Paraguay nunca llegó.

Por su parte, los guaraníes, con Néstor Camacho y Claudio Correa -que entró en la segunda parte para fortalecer la línea ofensiva y tratar de romper el cerco ecuatoriano- en la punta, intentaron en los últimos minutos arañar un empate, sin éxito.

La sensación que deja el encuentro es que la superioridad demostrada por los locales no cuadra con esa victoria por la mínima.

Síguenos por @800noticias