¿Las pastillas anticonceptivas pueden ‘masculinizar’ a las mujeres? | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

800 Noticias

Las pastillas anticonceptivas son un método de protección en el que las mujeres (y hombres) depositan su confianza. Sin embargo, los estudios han arrojado diferentes resultados sorprendentes sobre las consecuencias que tienen a nivel cerebral.

Estas son ampliamente utilizadas por mujeres entre la pubertad, la edad adulta, y en algunos casos hasta la menopausia. Sus consecuencias son investigadas por la comunidad científica desde su existencia, y hasta la fecha siguen obteniendo resultados sorprendentes en lo que respecta a sus efectos secundarios.

 

En los últimos años, las investigaciones han sido enfocadas más hacia el cerebro y la cognición. La neurocientífica cognitiva de la Universidad de Salzburgo (Austria), Belinda Pletzer, inició una investigación que consistió en el escáner de los cerebros de hombres y mujeres, y obtuvo algunas sorpresas en cuanto a los cambios apreciados en estas últimas.

Las mujeres que tomaban anticonceptivos tenían varias zonas del cerebro más grandes, en comparaciones con aquellas que no lo hacían. Precisamente dichas zonas, son de ese “tamaño” en cerebros masculinos.

Por otro lado, encontró que las mujeres en cuestión (aquellas que toman la píldora), tenían menos fluidez verbal pero mayor conciencia espacial (aspecto masculino). Estudios más precisos en cuanto al comportamiento, arrojaron que el reconocimiento de los sentimientos como rabia o tristeza había disminuido considerablemente.

Los cambios en el comportamiento en comparación con mujeres que no toman anticonceptivos son bastante sorpresivos, sobre todo porque se trata de consecuencias en el cerebro, y que se evidencia en menor escala que los efectos físicos.

 Las versiones sintéticas podrían provocar también el aparecimiento de acné, sudoración y vello facial.  

Luego de descubrir las características propias del cerebro masculino en mujeres que toman pastillas anticonceptivas, los estudios se centraron entonces en los componentes de las mismas.

Por lo que los científicos dirigieron su atención directamente a las hormonas estrógeno y progesterona, o más bien a sus versiones sintéticas. Ya que resulta que las pastillas anticonceptivas realmente contienen de “unas hormonas más estables que han sido alteradas para imitar a esas hormonas”, explican los expertos.

Entonces, se estaría hablando realmente de estrógeno sintético, etinilestradiol, y una progesterona sintética llamada progestina, esta última, una versión hecha a partir de hormonas masculinas.

La progestina es hecha con nandrolona, una “pariente” cercana a la testosterona, que a su vez es un andrógeno potente, encargado de desarrollar el sistema reproductivo masculino.

El estudio fue realizado en 2014, y desde entonces se ha disminuido la progestina en las pastillas, y se han combinado con estrógeno sintético, lo que paraliza o disminuye considerablemente los efectos. Sin embargo, muchos de los laboratorios pueden seguirlo utilizando ya que es un método más tradicional y menos costoso de elaborar.

Las pastillas más costosas en el mercado actualmente son las que contienen hormonas antiandrogénicas, son más modernas y prácticamente contrarrestan todos los efectos masculinos, de hecho, Pletzer ha demostrado con sus investigaciones que los antiandrogénicos pueden ser “feminizantes” ya que ocasionan también cambios en el cerebro pero esta vez, más característicos del femenino, al mismo tiempo que sensibiliza más los sentidos.

La influencia “sutil” en el cerebro, ha cambiado bastante la percepción que tenían los expertos con respecto a estas píldoras, por lo que aún siguen recomendando su utilización pero con la encomendada supervisión de un médico experto.

Con información de:Culturizando.com

outbrain

 

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias