Las cinco razones por las que Messi no triunfa con Argentina | 800Noticias
800Noticias
Deportes

ABC

El contexto es otro

En el Barcelona ha jugado rodeado de figuras mundiales, mientras que sus compañeros en Argentina no tienen el mismo nivel. La calidad de su fútbol lo nota. En el Barcelona juega con inteligencia y es difícil verle tomar una mala decisión, en Argentina ha caído en lo impensable: la ofuscación del individualismo.

 Messi como motor

En el Barcelona, Messi entra en una jugada comenzada, una jugada en marcha. No es necesariamente el motor del juego, aunque sí su centro. En Argentina él ha de generar y culminar. Falla la generación de fútbol en Argentina, en plena crisis de talento en su mediocampo. Cristiano ha de rematar en Portugal, de Messi se espera que haga brotar el fútbol.

Falta de aliados

Messi juega siempre con el lado opuesto, con la otra banda. Ahí desemboca su fútbol. El juego de Argentina está cegado y no encuentra la correspondencia. ¿Quién es el Alba de Argentina?

Sin idea y sin estilo

 Messi crece en un club en el que ya se había asentado el juego de CruyffVan Gaal o Guardiola después. Messi entra en es estilo y ahí se desarrolla. En Argentina no hay un patrón de juego, no hay una idea salvo exigir/servir a Messi. La única constante es él. Lejos de darle un contexto, esto lo deja en soledad.

Una presión mayor

De Messi se espera que reproduzca con Argentina al mejor Maradona y también que reproduzca al propio Messi del Barça. Lucha contra dos imposibles, o un ideal y un imposible. Ni el fútbol es el del 86 ni la Argentina de Sampaoli permite aproximarse al fútbol culé. Esto se le exige además en la Copa del Mundo, el nivel supremo de fútbol. Messi carga con la urgencia histórica de Argentina a sus espaldas. Esa presión es mayor que la del Barça y no la comparte con nadie.

Síguenos por @800noticias