Las buenas notas comienzan en la cocina | 800Noticias
800Noticias
Salud

Los adolescentes que comen desordenadamente, sin tomar en cuenta lo que sus cuerpos realmente necesitan, podría ser una rutina que atrae consecuencias no deseables para la salud de ellos. Pero, ¿sabía usted que esta práctica puede afectar más que su peso?.

Un estudio realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), demostró que una alimentación balanceada en los adolescentes influye positivamente en el rendimiento escolar y desarrollo cognitivo. Asimismo, destaca la importancia de realizar cinco comidas al día, priorizando el desayuno pues una alimentación insuficiente en las primeras horas del día puede provocar una disminución de la atención y la memoria.

El estudio evaluó a 780 adolescentes divididos entre quienes se alimentaban balanceadamente y quienes por el contrario estaban mal alimentados. Después de un año de pruebas, el estudio arrojó que los jóvenes que cuidaban sus porciones e ingerían todos los grupos de alimentos, rindieron significativamente mejor en los tests que medían su capacidad de aprendizaje y memoria, en comparación con los jóvenes del otro grupo.

La nutricionista Mayra García comenta: “Durante la adolescencia los requerimientos calóricos y nutricionales son mayores que en la infancia o en la vida adulta, debido al aumento drástico en el crecimiento y en el desarrollo. De ahí la importancia de aportar diariamente porciones adecuadas y suficientes de todos los grupos de alimentos a fin de proporcionar toda la energía requerida”.

De igual manera, la nutricionista agrega que es posible comer sano y rico al mismo tiempo, lo esencial es realizar actividad física de forma regular y mantener un balance en lo que comemos y controlar las porciones. Recuerde que podemos comer un poco de todo si es con moderación.

Jóvenes a prueba

Según un estudio realizado por la Universidad Católica de Chile, sólo un 4% de los jóvenes tiene una alimentación equilibrada, un 59% de regular calidad y un 37% una mala alimentación. Mientras que el 24% cumple con los niveles de actividad física recomendados.

García señala que no existe una dieta común para todos los jóvenes, “en cada caso hay que buscar el equilibrio adecuado. Las necesidades nutricionales de cada adolescente dependerán de su sexo, edad, estatura y la cantidad de actividad física que realiza diariamente. Además, no debemos olvidar que la adolescencia suele ser el momento en el que se practican más deportes, eso quiere decir que tendrán más desgaste energético y, por lo tanto, necesitarán mayor aporte de alimentos”.

A continuación le brindamos algunas recomendaciones para que adopte con su familia estilos de vida saludable.

1- Ofrezca un desayuno balanceado antes de ir al colegio.
2- Fomente la ingesta de frutas y hortalizas.
3- Trate en la medida de lo posible que las medidas que se hagan en familia.
4- Integre la actividad física en la vida de su familia, buscando tiempo para hacer ejercicios o participar en en juegos activos.
5- Reduzca el tiempo de inactividad física.
6- Proporcione información y aptitudes para que puedan elegir opciones alimentarias saludables.

Fuente: Noticias24

Síguenos por @800noticias