La paternidad engorda | 800Noticias
800Noticias
Salud

Todo lo que no comen sus hijos termina, en muchas ocasiones, en el estómago de sus padres. Eso hace que, según un estudio de la Universidad Northwestern (EE.UU.), que la mayoría de los hombres ganen peso en el momento en el que son padres, vivan o no con sus hijos.
El aumento de peso oscila entre 1,5 Kg. a 2 Kg. La investigación, que se publica en «American Journal of Men’s Health», es una de las primeras que ha examinado cómo la paternidad afecta a un importante biomarcador de la salud, el índice de masa corporal.

Los autores del trabajo han analizado los datos sobre peso corporal de más de 10.000 varones desde su adolescencia a la edad adulta. Así han visto que los hombres que miden 180 cm y viven con su hijo engordan alrededor de 2 Kg. después de convertirse en padres por primera vez, mientras que aquellos que no viven con los niños ganan 1,5 Kg. Esto se traduce en un aumento del 2,6% en el índice de masa corporal (IMC) para los primeros y del 2% para los que no viven con sus hijos. Al contrario, los varones de esta misma estatura que no son padres perdieron más de 600 gramos en el mismo periodo de tiempo.

El estudio también ha tenido en cuenta otros factores que podrían contribuir al aumento de peso, como la edad, raza, educación, ingresos, actividad diaria, el tiempo que pasaban viendo la TV y su estado civil. Ya se sabe que el matrimonio o vivir en pareja se asocia con un aumento de peso en los varones. Y a ello se suma la paternidad.

Ya se sabe que el matrimonio o vivir en pareja se asocia con un aumento de peso en los varones «La paternidad puede afectar la salud de los padres jóvenes», señaló Craig Garfield. «Cuanto más peso cojan los padres y cuanto mayor sea su IMC, mayor es el riesgo que tienen de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer».

Fuente: ABC

Síguenos por @800noticias