La ONU pide ayuda para que Irak pueda disfrutar de la paz tras el conflicto | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La alta comisionada adjunta para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Kate Gilmore, pidió hoy a la comunidad internacional que ayude al Gobierno iraquí en la tarea de elaborar e implementar un plan que pueda traer paz, reconciliación y estabilidad al país una vez el conflicto haya acabado.

“Acabar con el conflicto no significa ganar la paz. Para lograrla hay que empezar a trabajar ahora”, afirmó Gilmore en rueda de prensa, tras volver de un viaje a Irak.

En Irak vio “el sufrimiento humano más allá de las palabras” y una situación “de total indignidad” para la mayoría de la población civil.

Es por ello que pidió que más allá de mantener e intensificar la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) y otros grupos afines, comience desde ahora un proceso de transformación del país que pueda “dar los mínimos derechos” a las personas.

“Se necesita mucho más que acción militar, se necesita preparar y implementar pasos concretos para el día después, para el día que el EI haya sido derrotado y queramos reconstruir el país”.

Para ello, a su entender, se necesita de todo, desde dinero a profesionales y una asistencia masiva de la comunidad internacional.

“Pero lo principal es acabar con el sectarismo. Hay que dejar de hablar de esta comunidad la pasa esto, o ha padecido aquello. Hay que hablar en términos de país, de ciudadanos. Y esto debe hacerse a nivel local pero también internacional”.

“La realidad es que a pesar de las limitaciones hay un Gobierno y unos funcionarios y éstos deben aplicar la ley y el orden, algo que ahora no ocurre”, agregó.

Ante esta situación, Gilmore pidió a los miembros del Ejecutivo iraquí “que dejen sus diferencias de lado y se unan para crear un gobierno de unidad que realmente funcione”.

A este órgano ejecutivo le pidió que aplique las leyes ya aprobadas y no implementadas, “como los programas de atención a la familia y a las mujeres maltratadas”.

El tercer tema prioritario para Gilmore es la restauración “de la ley y el orden” y para ello es “imprescindible” que el estamento judicial funcione correctamente.

“Es decir que se elimine el uso de la tortura, que es cotidiano; que no se acepten en la Corte las confesiones obtenidas bajo tortura; que se aplique el derecho de todo detenido a un abogado”.

Asimismo, la alta comisionada adjunta cree que se debe implementar un potente programa de lucha contra la corrupción.

Y en todos estos planes debe estar implicada la comunidad internacional.

“Los iraquíes necesitan algo más que ayuda militar. Necesitan que el día que se acabe el conflicto tengan un Estado que funcione y que les ayude. Para ello, obvio, la comunidad internacional tiene que trazar líneas rojas, y una debe ser rechazar todo sectarismo”.

“Las divisiones sectarias están en el corazón de la parálisis, por eso deben superarse”, explicitó la funcionaria internacional..

Según los datos de la ONU, el conflicto entre el Gobierno y los distintos grupos yihadistas en Irak está cebándose en los civiles, con más de 18.800 víctimas mortales y otros 36.000 heridos desde enero de 2014 y hasta ahora.

Además de los fallecidos y heridos, más de 3,2 millones de personas se han convertido en desplazados internos en su propio país, lo que incluye a más de un millón de menores de edad. EFE

Síguenos por @800noticias