La nutrición y el ejercicio ayudan con la ‘enfermedad silenciosa’ | 800Noticias
800Noticias
Salud

Agencia.- El pasado 20 de octubre se celebró el Día Mundial de la Osteoporosis con el objetivo de concienciar a la población en la prevención como clave para luchar contra ella. En la actualidad, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 12 hombres mayores de 50 años sufren osteoporosis, la enfermedad de huesos más común. La disminución de la masa ósea conlleva un aumento de la fragilidad de los huesos y, como consecuencia, un mayor riesgo de sufrir fracturas. Llevar una buena alimentación y realizar ejercicio físico son los pilares básicos para prevenir su aparición.

La alimentación juega un papel fundamental en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. “Llevando a cabo una alimentación rica en calcio y vitamina D, así como una rutina de ejercicio físico moderada, se puede evitar la aparición de la osteoporosis”, declara el equipo técnico de los centros deportivos GO fit. Además, la vitamina D influye directamente en la absorción del calcio, por lo que “si no se ingiere la suficiente cantidad, no se produce la hormona calcitrol y no se absorbe bien este mineral”, añaden.

Alimentos clave

Los expertos recomiendan aumentar la ingesta de pescados grasos como el atún, la caballa, las sardinas y el salmón; y apostar por una dieta rica en lácteos, legumbres cocidas y verduras, especialmente, espinacas, acelgas y brócoli.

En este sentido, es indispensable ingerir los nutrientes básicos, las vitaminas y los oligoelementos necesarios para evitar el riesgo de fracturas.

Actividad física para mantener la densidad ósea

“El deporte regular, adaptado a las características de cada persona, incrementa la coordinación, la potencia de los músculos y el equilibrio. Como consecuencia, se mantiene mejor la fuerza y la masa ósea, además del equilibrio y la coordinación que contribuyen enormemente a la prevención de caídas”, asegura el equipo técnico de GO fit.

Los expertos recomiendan practicar diferentes actividades como la natación, el baile o el tenis, que ayudan a mejorar la orientación aeróbica así como los ejercicios cardiovasculares, musculación con peso libre o bandas elásticas para incrementar la fuerza y la musculatura.Carlos Bernardos, director deportivo de GO fit recomienda disfrutar de las clases de Tai chi o ADAPTIV yoga, para aumentar el equilibrio y evitar con ello las caídas y futuras fracturas.

Por otro lado, es importante no realizar ninguna clase de deporte sin prescripción del tipo de ejercicio, carga y duración de las sesiones por parte de un profesional. “El entrenamiento de fuerza está considerado como uno de los mejores ejercicios para prevenir la osteoporosis, ya que sus efectos no se limitan únicamente al desarrollo de la masa muscular, también fortalece huesos y articulaciones. Favorece la reposición de las células óseas que se van destruyendo y, por tanto, reduce la posibilidad de padecer osteoporosis”, añade Bernardos.

Es necesario realizar una rutina de ejercicios que combine actividades aeróbicas con actividades de fuerza, diseñado de forma individualizada, contemplando siempre, las limitaciones de cada persona.

“En el caso de personas con osteoporosis establecida, si existen fracturas múltiples o pérdida severa de masa ósea o dolor de espalda, será necesario evitar actividades en las que se tenga que soportar el propio peso y sustituirlas por natación, caminar por el agua, gimnasia acuática, etc; que aunque no produzcan mejoras sobre el hueso, sí lo hacen sobre el sistema muscular y el equilibrio, lo que contribuye a la disminución del riesgo de accidentes”, explican desde GO fit.

 

 

Síguenos por @800noticias