La NASA, a punto de concluir simulacro de vida en Marte | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Fuente: milenio.com

Solo faltan seis días para que concluya el encierro de un año que realizan seis científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su sigla en inglés) en un domo cerca de un volcán desértico, en Hawái, para simular lo que sería vivir en Marte.

Los seis reclutas entraron y se encerraron dentro del limitado domo —de apenas 11 metros de diámetro— el viernes 29 de agosto de 2015, en un experimento de aislamiento que, a excepción de la atmósfera y la gravedad, replica casi todas las condiciones que en teoría pueden enfrentar los astronautas en una misión tripulada al llamado planeta rojo.

Durante su estancia en la instalación hawaiana, el grupo ha visto el mundo exterior solo a través de un pequeño ojo de buey o a través de la lente de sus trajes espaciales, los cuales deben llevar puestos cada vez que se aventuran fuera del domo, destacó el diario local Hawaiitribune Herald.

El domo está localizado a 8 mil 200 pies sobre el nivel del mar en la provincia de Mauna Loa, con un paisaje que fue elegido porque muestra pocos signos de la existencia humana e incluso de plantas a esa altitud, lo que hace a la zona uno de los pocos lugares en la Tierra que pueden ofrecer a los investigadores algunos de los signos de Marte sin tener que abandonar la Tierra.

La investigación, financiada por la NASA, es dirigida por especialistas de la Universidad de Hawái.

En ese mismo domo, que se encuentra en una antigua cantera, se han realizado otras tres simulaciones de lo que sería habitar el planeta rojo, pero esas tuvieron una duración de entre cuatro y ocho meses, lo que hace que el experimento actual sea el más extenso que ha implementado la agencia espacial estadunidense.

El reto

Cada uno de los científicos participantes trabaja en proyectos de investigación para aprender cómo manejar los recursos limitados, además de tener que evitar los conflictos personales de forma aislada.

Durante el experimento, la comunicación con el mundo exterior tiene un retraso deliberado de 20 minutos, que es el tiempo real que tarda una transmisión de mensajes desde y hacia el planeta rojo.

Para poder analizar la situación inhóspita que representa un viaje a Marte, a lo largo del año que dura el simulacro los científicos vivieron en condiciones estrechas dentro del domo, sin aire ni comida frescas, además de que no tuvieron privacidad.

Además, el equipo de la NASA es muy variado, pues lo integran hombres y mujeres de Francia, Alemania y Estados Unidos con diferentes profesiones: biología espacial, física, estudios de suelo, aviación, arquitectura y hasta hay un periodista encerrado.

Kim Binsted, investigadora a cargo del programa llamado Analogía y Simulación de la Exploración Espacial en Hawái (Hi-Seas), dijo que este ensayo es el segundo más prolongado de su tipo después del efectuado durante 520 días en Rusia, que también imitaba un viaje a Marte.

Dicho proyecto, llamado Mars 500 y efectuado por las agencias espaciales rusa, europea y china, fue la primera simulación de una misión humana de duración completa, en una infraestructura que también simulaba casi todos los aspectos de un viaje espacial real, salvo por la falta de gravedad, radiaciones y sensación de un vuelo interplanetario.

No obstante, destacaron los investigadores de Hi-Seas, el simulacro de la NASA se centra más en lo que un equipo va a hacer para sobrevivir una vez que llegue a la superficie marciana que en el viaje.

Binsted abundó que el simulador hawaiano será el anfitrión de dos experimentos más que tendrán una duración de ocho meses y el siguiente se efectuará a partir de enero.

Aldrin expone plan para ir al planeta rojo

El astronauta estadunidense retirado Buzz Aldrin, el segundo hombre en pisar la Luna con el programa Apolo 11 en 1969, es el creador de una de las visiones más audaces para llegar a Marte en 2040, y aseguró que es necesario trazar una inspiradora y audaz meta, con una visión de exploración espacial unificada, para establecer una presencia humana permanente en ese planeta.

A sus 86 años, este ingeniero y doctor en ciencias dirige la iniciativa Aldrin Cycler Mars, un programa de rutas cíclicas en dos décadas, basado en misiones sucesivas al espacio primero alrededor de la Luna, asteroides y Phobos —satélite natural de Marte—, para concluir con un viaje a la superficie del planeta rojo.

“A partir de Phobos los astronuatas pueden hacer el montaje final y revisar todos los sistemas de soporte vital, vivienda y materiales de construcción finales y, si tienen éxito, podrán aterrizar en Marte”, aseguró Aldrin.

Sobre cuándo se podrá lograr esa hazaña, Aldrin piensa que “un momento muy atractivo para que un presidente haga un compromiso es el 50 aniversario de la llegada de Estados Unidos a la Luna, pero eso es en 2019”; un cronograma tan complejo solo es posible “si nos fijamos en dos décadas a partir de ahí, yo pienso que será en 2040”, señaló en entrevista Fox News.

Síguenos por @800noticias