La libra se desploma de nuevo tras conocerse el calendario del Brexit | 800Noticias
800Noticias
Economía

ABC

Marzo de 2017. Menos de seis meses. Es el plazo que ha fijado Theresa May, primera ministra británica, para iniciar la desconexión del Reino Unido del resto de Europa. Se trata de una fecha que, por su cercanía, ha conmocionado los pilares de la economía británica. Entre ellos, la libra.

La divisa británica se ha desplomado en la primera sesión celebrada tras las palabras de May. La divisa británica ha caído este lunes en torno a un 1% respecto a la moneda comunitaria, hasta 1,1433 euros, aunque registró un ligero repunte durante la tarde, hasta cambiarse por 1,1456 euros al cierre del mercado en Londres.

Respecto al dólar estadounidense, la libra llegó a cotizar en 1,2815 dólares, el nivel más bajo desde el 6 de julio (cuando alcanzó los 1,2796 dólares). Al cierre del mercado en la capital británica, la libra esterlina se cambiaba por 1,2839 dólares.

La ruptura definitiva entre el Reino Unido y Europa, sin embargo, no llegará el próximo mes de marzo. Si bien será en ese mes cuando comience la desconexión del país británico, la ruptura formal no llegará hasta principios de 2019.

Más bien ha sido el miedo de muchos inversores a que se produzca un Brexit «duro» el que ha facilitado el desplome de la libra este lunes. Lo cierto es que tanto las declaraciones de May como las de Merkel aventuran que la salida del Reino Unido de la Unión Europea no será fácil y que estará plagada de escollos, generando un gran impacto en la economía británica a partir de 2017.

«Ahora que el calendario está marcado, la negociación de los términos (de salida de la UE) será un factor clave para que la libra pueda avanzar, aunque anticipamos que estará en dificultades durante los próximos meses», ha afirmado a la agencia local PA el director de estrategia de mercados de la firma FXTM, Hussein Sayed.

La caída de la libra también tiene consecuencias positivas para el Reino Unido. El país ha ganado en competitividad de cara al exterior respecto a otras divisas, lo que ha favorecido un crecimiento de las exportaciones (los países importadores se decantan por los productos británicos porque están más «baratos»).

Síguenos por @800noticias