La FIFA afronta su 65º Congreso en medio de un escándalo monumental | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Zúrich, Suiza | AFP |El 65º Congreso de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), que incluye la elección presidencial en la que Joseph Blatter aspira a un quinto mandato, tendrá lugar el jueves y el viernes en Zúrich en medio de un escándalo monumental bajo la sombra de la corrupción.

Siete personas, cinco latinoamericanos y dos de nacionalidad británica, fueron detenidas en Zúrich en una operación ante una petición de las autoridades estadounidenses, que han implicado a 14 personas, nueve de ellas directivos del fútbol y cinco relacionados con el marketing deportivo.

Esa operación policial despertó de manera brusca a la familia del fútbol en la víspera del Congreso y eclipsó el normal desarrollo de la semana, donde el viernes está prevista la elección presidencial entre el actual dirigente, Joseph Blatter, y el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein.

“En ningún momento se ha pensado en aplazar el Congreso o la elección presidencial”, señaló el portavoz de la FIFA, Walter De Gregorio, en una conferencia de prensa convocada de urgencia en la sede del organismo para valorar lo ocurrido.

– Blatter, favorito pese a la crisis –

Blatter, en el cargo desde 1998 y aspirante a un quinto mandato, espera sobrevivir a este enésimo escándalo por corrupción, como lo hizo en el pasado ante otras grandes crisis.

Los detenidos son sospechosos de haber aceptado sobornos de varios millones de dólares desde los años noventa hasta la actualidad.

Las autoridades suizas procedieron también a la incautación de documentos en las oficinas de la FIFA y un registro en la sede de Miami de la CONCACAF, cuyo presidente, Jeffrey Webb, se encuentra entre los detenidos.

La tormenta es todavía más fuerte que la de 2011, cuando la reelección de Blatter tuvo lugar en un 61º Congreso marcado por la retirada días antes de la votación de su único rival, el catarí Mohammed Bin Hammam, forzado a ello tras verse implicado en un caso de corrupción por pago de sobornos.

En esta ocasión, el adversario de Blatter es el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, que lamentó el “día triste” que vivió el fútbol este miércoles.

“No podemos continuar con la crisis de la FIFA, una crisis que ha estado mucho tiempo presente y no solo por los relevantes eventos de hoy (miércoles)”, declaró en un comunicado el príncipe jordano.

“La FIFA necesita un liderazgo que gobierne, guíe y proteja nuestras asociaciones nacionales, un liderazgo que acepte la responsabilidad por sus acciones y no culpe a otros”, añadió.

La semana pasada, el exfutbolista portugués Luis Figo y el presidente de la Federación Holandesa de Fútbol Michael Van Praag renunciaron a concurrir a la carrera presidencial.

“El proceso electoral es todo menos una elección. Este proceso es un plebiscito de entrega del poder absoluto a un solo hombre, algo que me niego a aguantar”, explicó Figo en su retirada.

– La cuestión palestina –

El giro de guión vivido este miércoles dejó en un segundo plano a la otra gran cuestión prevista para el Congreso, la solicitud de la Federación Palestina de Fútbol de que haya una votación para la suspensión de su homólogo israelí.

Serían necesarios tres cuartos de los votos para que la propuesta tuviera éxito y la FIFA ha estado trabajando para que los palestinos retirarán su solicitud de la agenda, sin éxito.

“¿Si confío en la votación del viernes? Claro que sí. ¿Quién va a votar para apoyar el racismo? ¿Quién va a votar para apoyar una política que persigue humillar a la gente?”, afirmó el presidente de la Federación Palestina, Jibril Rajoub.

Todo ello si el terremoto que ha sacudido la FIFA este miércoles no tiene réplicas y obliga a modificar los planes previstos en unas horas muy convulsas.

Síguenos por @800noticias