La FAO ampliará protección social para reducir la pobreza extrema | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Roma, Italia | AFP | La FAO preconiza la ampliación de programas de cobertura social como arma eficaz para escapar de la pobreza y de “la trampa del hambre”, en un informe presentado el martes en Roma.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) destaca que el número de personas que viven en condiciones de pobreza extrema (con menos de 1,25 dólares al día) se ha reducido sustancialmente en los últimos años, pero que aún hay numerosos bolsones de miseria en el planeta.

Eso ocurre principalmente “en las zonas rurales del mundo que no cuentan todavía con ningún tipo de cobertura” social, explica el reporte sobre “El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2015”.

Los programas sociales ayudan ya a 2.100 millones de personas en los países en desarrollo.

Pero “tan sólo alrededor de un tercio de las personas más pobres del mundo están cubiertas por algún tipo de protección social”, explica.

Asia meridional y África subsahariana, “las regiones con mayor incidencia de la pobreza extrema” son también las que tienen los menores índices de cobertura social.

Por eso se impone “ampliar estos programas en las zonas rurales y vincularlos a las políticas de crecimiento agrícola”, afirma el documento.

“Es urgente que actuemos para apoyar a las personas más vulnerables con el fin de liberar al mundo del hambre”, declaró el informe el director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva.

“Los programas de protección social permiten a las familias tener acceso a más alimentos, a menudo incrementando los que ellos mismos cultivan, y hace también que sus dietas sean más variadas y saludables”, agregó.

“Sin esa ayuda, muchas personas pobres y vulnerables no tendrán jamás la oportunidad de salir de la trampa de la pobreza, en la que el hambre, la enfermedad y la falta de educación perpetúan la pobreza para las generaciones futuras”, afirma la FAO.

El informe sostiene que “todos los países, incluyendo los más pobres, pueden permitirse algún tipo de programa de protección social”.

Y evalúa que bastaría un suplemento de 67.000 millones de dólares -menos del 0,10% del PIB mundial, para “poder erradicar el hambre en 2030”.

Síguenos por @800noticias