La escasez de anticonceptivos obliga a las féminas recurrir a otras formas de protección | 800Noticias
800Noticias
Salud

Acudir a la farmacia de su preferencia y solicitar el anticonceptivo que por años ha  tomado se ha convertido en una verdadera odisea.

Actualmente es normal, que las féminas recorran varias farmacias para conseguir su ansiada pastilla que evitará un embarazo no deseado.

Y es que la falla en la liquidación de divisas también ha golpeado al sector que no escapa de la crisis que enfrenta el país en materia de importación de productos.

El presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos, calificó la situación de “sumamente grave”, afirmando que la escasez de medicamentos se ubica en 70%.

“Te va a llevar a una situación que vas a tener embarazos no deseados, es decir, aquella persona que no puede salir embarazada por tener un problema de salud y no tener como protegerse”, dijo en declaraciones a 800Noticias.

Indicó que en las farmacias se puede conseguir uno o dos marcas de pastillas, “es lo máximo que se consigue”.

Aunado a la falla en el abastecimiento de anticonceptivos, Ceballos señaló que los preservativos también escasean.

“No hay preservativos y podría aumentar las enfermedades de trasmisión sexual”, alertó.

“Es una odisea”

Ana Patricia Mendoza afirmó que se ha vuelto común que en cada farmacia que se dirige la respuesta es la misma cuando pide su pastilla, “no hay”.

Aunado a la falla del medicamento, se suma  la restricción del producto. “Comprar pastillas anticonceptivas en este país se ha vuelto una odisea, ya que la respuesta es la misma en todas las farmacias, se hacen muchísimas colas y cuando llegas para que te la vendan te dicen que ya se acabó o hay restricción para vender dos por persona”.

Mendoza hizo un llamado a las autoridades de salud a atender la problemática. “Es necesario que las autoridades asuman esta situación, porque no solamente las pastillas anticonceptivas se usan para la prevención del embarazo, sino para tratar algún tipo de enfermedad”.

No descartó acudir a su ginecólogo de cabecera para solicitarle otra pastilla.

Otros métodos

La ginecóloga Irene Márquez, recibe constantemente llamadas de sus pacientes en donde le piden otras marcas de pastillas. Explica que de cada 10 mujeres 5 no consiguen su anticonceptivo habitual.

Aunque la pastilla anticonceptiva es el método por excelencia para prevenir un embarazo no deseado, hay otras formas que permite a la mujer cuidarse.

Aquí algunas:

El implante anticonceptivo o cutáneo: es un tubito o cánula de plástico de tamaño pequeño que es insertado por el médico debajo de la piel. Esta cánula libera de manera continuada una sustancia hormonal (progesterona) por el torrente sanguíneo para impedir la ovulación.

El dispositivo intrauterino: es un dispositivo especial que se coloca a través del cuello uterino. El más común está diseñado para liberar progesterona, hormona sexual que es producida por el mismo cuerpo. El dispositivo intrauterino debe ser introducido y extraído del útero por un profesional de la salud, normalmente un ginecólogo. El DIU permanece en el útero continuamente mientras que no se desee el embarazo.

El método del ritmo: Éste método es el más antiguo para determinar el período fértil del ciclo menstrual. Consiste en llevar a cabo, durante al menos 6 meses, un registro de las fechas en que se inicia la menstruación, con la finalidad de conocer en qué días tiene lugar la ovulación.

Como la ovulación se produce entre 12 y 15 días antes de la menstruación, se considera que los días fértiles de aquellas mujeres con ciclos regulares de 28 días, son los comprendidos entre el noveno y el decimoctavo día, contando desde el que comenzó la menstruación.

800Noticias

Síguenos por @800noticias