La confesión de un padre que violó a su hija conmociona a Argentina | 800Noticias
800Noticias
Caras y Rostros

El Mundo de España

La vida de Romina Balaguer dio un giro abrupto hace unos días cuando decidió viajar desde Barcelona, donde reside, a Olavarría (Argentina), la ciudad donde nació. Abrumada por su tormentosa infancia y adolescencia, años en los que sufrió violaciones y malos tratos por parte de su padre, Antonio Cisneros, esta mujer de 35 años quiso saldar cuentas con su pasado y fue en busca de su progenitor. Lo encontró en un restaurante de la ciudad bonaerense y grabó con su teléfono móvil la conversación que mantuvieron. Después, decidió publicarla en su cuenta de Facebook. En ella, se ve a Cisneros confesando que abusó sexualmente de su hija durante varios años. La denuncia se viralizó a las pocas horas y ha dejado a todo el país conmocionado.

Los casos de violencia de género angustian a la sociedad argentina desde hace años, un país donde muere una mujer de forma violenta cada 30 horas, según organizaciones de Derechos Humanos. Ahora, el vídeo de Romina con la confesión de su padre ha vuelto a reabrir el debate sobre la respuesta del Estado ante esa crueldad que no cesa.

“¿Qué tal, pederasta? ¿Reconoces todo lo que me hiciste? ¿Reconoces que me abusaste sexualmente durante 18 años? ¿Reconoces que sos un pedófilo y un pederasta?”. El vídeo de Romina, que ha sido visto por decenas de miles de personas, es estremecedor. Cisneros come tranquilamente en el restaurante de Olavarría mientras su hija lo interroga y graba. Asiente con la cabeza a todas las preguntas de Romina y ante su insistencia, primero se lamenta (“la mente es una basura”) y luego va confesando poco a poco: “¿Qué me hiciste?”, le encara Romina: “Malas cosas… lo reconozco“, responde Cisneros. Y acto seguido confiesa: “Abusé sexualmente de vos durante 18 años”. “¿Graba bien eso?”, se pregunta el pederasta con una pasmosa serenidad, asumiendo que recibirá la condena social pero consciente de que sus palabras no le llevarán a prisión porque los delitos de los que le acusa su hija ya han prescrito (“la justicia en este país no existe”, se quejó Romina en la leyenda que publicó en Facebook junto al vídeo).

Síguenos por @800noticias