La caída de Isco: Zidane ya le utiliza menos que Benítez | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

Isco ha perdido protagonismo en el Real Madrid. Llegó al Bernabéu en la temporada 2013-14 y cayó de pie. Pero con el paso de las campañas y entrenadores, ese efecto efervescente que produjo el malagueño se ha ido apagando. Zidane le dejó fuera de la convocatoria (junto a Asensio, Nacho y Mariano) para el encuentro de este miércoles ante el Sporting de Portugal, estreno blanco en esta Champions. Arrastraba un golpe en el tobillo y eso decantó la balanza en su contra, pero los números que su peso en el equipo ha ido decayendo progresivamente. Hasta tal punto que Zidane ya le ha utilizado menos que Benítez.

Con el francés, el de Arroyo de la Miel acumula sólo 1.314 minutos de 2.790 posibles, es decir, el 47%. La confianza de Zizou en Casemiro la pasada temporada le perjudicó (también a James). El trío Kroos-Casemiro-Modric se hizo prácticamente innegociable y eso le restó protagonismo. Por las bajas, Isco empezó siendo titular en la Supercopa de Europa, pero fue suplente en la primera jornada liguera (jugó 19 minutos en al 0-3 en Anoeta) y se lesionó días después…

La caída de Isco ha sido progresiva. Benítez, con quien tuvo más de un rifirrafe (le castigó ante el Rayo y no le sacó ni un minuto por sus gestos en el banquillo de El Madrigal cuando se frotó los ojos al ver a Kroos, misterioso suplente aquel día, sentado junto a él; aquel día el Madrid cayó 1-0), le utilizó 1.398 minutos de 2.250 posibles. El 62%, mucho más que Zidane. Fue con Ancelotti, en sus dos primeras campañas de blanco, con quien se sintió más respaldado. Carletto le utilizó un 65%, 6.921 minutos de 10.700…

No ha sido un verano sencillo para Isco, quien se vio puesto en el mercado por el Real Madrid tras la decisión de Zidane de quedarse con Marco Asensio y la postura férrea del club de no vender a James Rodríguez. El Tottenham apretó hasta el última día del mercado para intentar la cesión del malagueño, pero le idea del jugador era clara: “Me quedo”. Isco confía en sus posibilidades y así se lo dijo a su entorno. Pero en el club, ese efecto mágico que creó en sus primeras semanas como madridista ha ido menguando. El descontento con él  en la planta noble del club es un tema que viene de largo y no era la primera vez que quieren escuchar ofertas por el jugador. El malagueño rindió a un gran nivel en su primera campaña, la 2013-14: 11 goles y 7 asistencias en 53 partidos. En el siguiente curso sus números se quedaron en 6 goles y 8 asistencias (53 encuentros). En la última temporada, el rendimiento de Isco descendió aún más. No consiguió un puesto en el once ni con Benítez, primero, ni con Zidane después. Incluso escuchó algunos pitos del Bernabéu, que siempre le había protegido. Marcó 5 goles y repartió 10 asistencias en 43 partidos…

Zidane siempre ha tenido buenas palabras para Isco, y la política de rotaciones que pretende implantar en esta temporada le podría beneficiar. En principio, volverá a la convocatoria para el encuentro ante el Espanyol del próximo domingo, pero por el momento los números son claros: el francés es el entrenador del Madrid que menos ha utilizado a Isco…

Síguenos por @800noticias