Kuczynski afirma que “no hay ninguna causal” para su destitución | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, afirmó hoy que “no hay ninguna causal” para que se presente un nuevo pedido para que sea vacado (destituido) del cargo, tal como la han anunciado los partidos de oposición en el Congreso.

“No hay ninguna causal para la vacancia, un nuevo pedido generaría un tremendo desorden en el país”, señaló Kuczynski en un mensaje publicado en Twitter.

El gobernante agregó que, en su opinión, en su país “es necesario trabajar juntos, el Ejecutivo y el Congreso” y le pidió a la oposición tender “puentes por el Perú y, sobre todo, por quienes más lo necesitan”.

“Sigamos trabajando”, concluyó.

Los partidos opositores en el Congreso anunciaron hoy que esperan presentar este miércoles una segunda moción de destitución contra Kuczynski por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

El congresista César Villanueva, representante del partido Alianza Para el Progreso (APP), declaró que el documento está prácticamente listo y aseguró que cuenta con el respaldo de los representantes de las bancadas opositoras.

La legisladora Tania Pariona, del movimiento izquierdista Nuevo Perú, agregó, por su parte, que su bancada comenzará este martes la recolección de firmas para apoyar la moción que, según señaló, tendrá un carácter “multipartidario”.

El parlamentario Daniel Salaverry, portavoz del partido fujimorista Fuerza Popular, que ocupa 59 de los 130 escaños en el Congreso, anunció que su agrupación se reunirá el martes para tomar una posición conjunta sobre el tema, aunque consideró que existen motivos para apoyar la destitución del gobernante.

Kuczynski afrontó un primer pedido de vacancia el pasado 21 de diciembre, cuando la abstención de Kenji Fujimori y otro nueve legisladores fujimoristas disidentes impidió que se le destituyera por los pagos recibidos por asesorías de una empresa suya a Odebrecht mientras era ministro de Alejandro Toledo (2001-20016).

La semana pasada, el exapoderado de Odebrecht en Perú Jorge Barata declaró que la constructora aportó 300.000 dólares a la campaña electoral del actual gobernante en el 2011.

Kuczynski dijo el domingo que investigará la financiación de esa campaña para estar seguro de que Odebrecht no aportó el dinero que asegura Barata, aunque reiteró que, a modo personal, él no recibió ningún dinero.

La primera ministra, Mercedes Aráoz, afirmó hoy, por su parte, que la amenaza de destitución del gobernante hace que su país afronte una sensación de inestabilidad permanente.

“La vacancia es una amenaza permanente que le hace mucho daño a un país que desde el 2000 está en democracia, y se plantea una incapacidad moral permanente por algo que ya se debatió y usando falsedades”, declaró Aráoz a periodistas.

Síguenos por @800noticias