Kerry se reúne con Duterte y pide calma en conflicto del mar del Sur de China | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, se reunió hoy con el controvertido presidente filipino, Rodrigo Duterte, e instó a la reducción de tensiones en el conflicto territorial del mar de China Meridional que enfrenta a Manila y Pekín.

“Urgimos a las partes a que actúen con moderación y a que trabajen para reducir tensiones”, dijo Kerry durante su visita oficial de un día a Manila, en la que destacó la necesidad de “buscar soluciones y no una confrontación”.

“Esperamos que se inicie un proceso diplomático entre las partes, sin coerción ni el uso de amenazas ni de fuerza”, señaló el secretario de Estado norteamericano, que se reunió a primera hora con su homólogo filipino, Perfecto Yasay, y después con Duterte.

Poco antes de su entrevista con el mandatario de Filipinas, bautizado por los medios como el “Trump de Asia”, el jefe de la diplomacia estadounidense quiso aclarar la situación de neutralidad de Washington en el conflicto entre Manila y Pekín.

“EEUU no es uno de los demandantes en este conflicto y por lo tanto no nos posicionamos en los reclamos territoriales de las partes enfrentadas”, dijo Kerry.

Sin embargo, reclamó respeto por las leyes internacionales y por el fallo emitido el pasado 12 de julio por la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA), que niega los derechos históricos alegados por China para reclamar la propiedad de varias islas e islotes que se disputa con Filipinas en el citado mar.

“Hemos dejado claro que la decisión de la CPA es vinculante y esperamos que las partes respeten las obligaciones que marca la ley”, manifestó Kerry.

Por su parte, Duterte destacó en la reunión la necesidad de respetar las leyes internacionales, y subrayó que Filipinas sólo entablará conversaciones con China si acata el fallo de la CPA que da la razón a Manila.

“No hubo ningún acuerdo (sobre la disputa territorial), excepto que cualquier conversación que se inicie comenzará con la sentencia (de la CPA)”, aclaró en rueda de prensa el portavoz de la Presidencia de Filipinas, Ernesto Abella, sobre la reunión entre Kerry y Duterte.

La disputa entre Manila y Pekín gira entorno al atolón de Scarborough y parte de las islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos cuya soberanía reclaman también total o parcialmente Brunéi, Malasia, Taiwán y Vietnam.

La tensión en el mar de China Meridional ha aumentado en los últimos años por culpa de altercados, acusaciones cruzadas entre los gobiernos reclamantes y un aumento de la presencia militar en la zona por parte del Ejército chino.

Además de ese contencioso, Kerry y Duterte hablaron del terrorismo, la criminalidad, el tráfico de drogas, el fanatismo religioso y la seguridad marítima.

EEUU ofreció a Filipinas “formación y servicios” por valor de 32 millones de dólares para que mejore la lucha contra crímenes como el terrorismo y las drogas ilegales.

La asistencia del Gobierno estadounidense para entrenar a miembros de la Policía y el Ejército de Filipinas surge cuando Duterte se encuentra bajo una fuerte crítica por la campaña contra las drogas que ha lanzado.

Duterte prometió durante su campaña de las presidenciales del 9 de mayo pasado que acabaría con las drogas y el crimen del país en seis meses, para lo que se declaró dispuesto a matar a miles de delincuentes.

Según cifras oficiales, 239 personas han muerto en operaciones policiales contra la droga en los primeros 22 días de su mandato, que empezó en julio.

Síguenos por @800noticias