Justicia ordena reponer teléfono a expresidente peruano Fujimori en prisión | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Lima, Perú | AFP . La justicia peruana ordenó al Instituto Penitenciario (INPE) reponer el teléfono público del presidio que ocupa el expresidente Alberto Fujimori quien cumple una condena de 25 años de cárcel por crímenes de derechos humanos.

La decisión judicial, difundida el lunes por el diario El Comercio,  se da tras un habeas corpus interpuesto por Fujimori luego de que el teléfono fuera retirado en noviembre 2013, tras conceder entrevistas a medios de comunicación.

El falló de la Cuarta Sala Penal del Poder Judicial ordena el cese inmediato de la “incomunicación telefónica” de Fujimori y la reinstalación del aparatoen el presidio del distrito limeño de Ate, donde purga condena.

“El retiro del teléfono público, del que gozó el ex mandatario el 2013, es una medida desproporcionada, lo que vulneró el derecho a la comunicación por medios telefónicos del expresidente”, indica el falló.

El documento considera que Fujimori “está siendo tratado de forma indebida “a través del ejercicio abusivo y arbitrario de las facultades de la administración penitenciaria”.

Por su parte, el jefe del INPE, Julio Magán dijo que acatarán el falló judicial, pero considero que el teléfono deber ser exclusivamente para comunicación con sus abogados y familiares.

“En caso que Fujimori realice nuevamente declaraciones políticas, nosotros nuevamente lo sancionaremos”, dijo Magán.

En setiembre 2014, Fujimori, de 75 años, reclamó airadamente en audiencia judicial la devolución del teléfono.

“Ruego a los distinguidos miembros de esta Sala, comprender esta penosa y desgarradora situación nunca antes vivida en los primeros seis años de mi privación de la libertad”, dijo el expresidente que gobernó Perú con mano dura de 1990 a 2000, en el marco de la lucha contra las guerrillas.

La legislación peruana permite teléfonos públicos en las prisiones.

Fujimori está preso desde 2007 en una base policial al este de Lima, donde es el único detenido. Ahí recibe visita de familiares y de amistades.

El exmandatario cumple una condena de 25 años de cárcel, impuesta en 2009, como autor mediato de dos matanzas durante su gobierno (1990-2000), en las que un escuadrón de la muerte asesinó a 25 personas de quienes se sospechaba pertenecían a la guerrilla de Sendero Luminoso. Entre las víctimas había un niño.

Síguenos por @800noticias