Jorge Lorenzo protagoniza una auténtica exhibición final | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), vigente campeón del mundo de MotoGP, protagonizó una auténtica exhibición en la segunda y última tanda de entrenamientos libres de la primera jornada del Gran Premio de Francia de MotoGP que se ha desarrollado en el circuito de Le Mans.

Lorenzo superó al italiano Andrea Iannone (Ducati Desmoseici GP16) y al también español y líder del mundial 2016, el piloto de Repsol Honda Marc Márquez.

El triple campeón mundial de MotoGP español fue el dominador de casi toda la segunda tanda de entrenamientos libres, en la que todos los pilotos rebajaron sus registros de la primera serie libre, al marcar un tiempo de 1:33.572 en su quinta vuelta, que era medio segundo más rápido que el tiempo hecho durante la tanda de mañana por Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), el más rápido, y por él mismo.

Tras Lorenzo y hasta los minutos finales se sucedieron numerosos cambios y por ello que se pudiera ver tras su rebufo a Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) o al propio Pedrosa, hasta que en el último tercio de los entrenamientos se colocó tras su rebufo, a escasamente 82 milésimas de segundo, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP16).

A seis minutos para el final el vigente campeón del mundo de MotoGP marcó su siguiente vuelta rápida en cada uno de los cuatro parciales del trazado para establecer un nuevo mejor tiempo de 1:33.299 que temporalmente le daba tres décimas y medio de segundo de ventaja sobre Dovizioso, pero aún había tiempo por delante.

Antes, el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) se había ido por los suelos de manera espectacular, aunque sin sufrir daños físicos de consideración, aparte del consiguiente “revolcón”, que le impidieran continuar los entrenamientos con su segunda moto.

Como Cruchtlow, también se fue por los suelos el francés Loris Baz (Ducati Desmosedici GP14.2), que en su afán de ser protagonista “en casa”, acabó sufriendo un accidente, como el británico Scott Redding (Ducati Desmosedici GP15).

Y mientras Baz regresó como pudo (asistencia del circuito) a su taller, en pista Jorge Lorenzo encadenó una segunda vuelta rápida antes de regresar a su taller, en la que se convirtió en el primero y único en bajar al minuto y 32 segundos para completar un giro, 1:32.830.

Su ventaja era en esos instante de seis décimas de segundo respecto a su inmediato perseguidor, el piloto de Repsol Honda Márc Márquez, quien en esos instantes tiró para mejorar su registro pero no pudo y tras su rueda se llevó al también español Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1), que pudo ascender hasta la tercera posición con 1:33.406.

Otro rebufo, el de Dani Pedrosa, le sirvió al italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici GP16) par situarse segundo a tres décimas de Jorge Lorenzo ya en los últimos instantes de la segunda y última tanda de la primera jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Francia, en la que el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) no pudo cumplir su objetivo de estar “siempre arriba” y acabó en la décima posición.

Pol Espargaró ocupó la cuarta plaza final y su hermano Aleix acabó siendo el primer piloto de Suzuki en la sexta, por delante de su propio compañero de equipo Maverick Viñales y Dani Pedrosa, con Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP14.2) en noveno lugar.

“Tito” Rabat (Honda RC 213 V) no mejoró demasiado respecto a anteriores grandes premios y firmó el vigésimo mejor tiempo, en esta ocasión por delante de Álvaro Bautista, al que los problemas con la puesta a punto de su nueva Aprilia RS-GP le relegaron a la vigésimo primera plaza el primer día.

Síguenos por @800noticias