Investigación encargada por Tokio 2020 desmiente las acusaciones de soborno | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

Un panel de investigación designado por el Comité Olímpico de Japón (JOC) afirmó hoy que este organismo no cometió ninguna ilegalidad al realizar transacciones a una cuenta opaca, ante las sospechas de que se tratara de sobornos para lograr la elección de Tokio 2020.

Así lo han concluido el equipo de dos abogados y un contable, al que el Comité Olímpico nipón encargó la tarea de analizar las transacciones realizadas durante el proceso de elección de la sede para los Juegos Olímpicos de 2020, y que son objeto de una investigación paralela por parte de la justicia francesa.

La candidatura tokiota realizó pagos de unos 2 millones de dólares (1,7 millones de euros) a la compañía Black Tidings, a nombre de Ian Tan Tong Han y vinculada a Papa Massata Diack, hijo del expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, de sus siglas en inglés), Lamine Diack.

Los pagos a esta empresa que ofrece servicios de consultoría fueron “elevados pero no iban destinados a comprar votos”, y no vulneraron la legislación ni el código ético del Comité Olímpico Internacional, según los resultados de la investigación presentados hoy.

“Creo que esto acaba con las sospechas de que se trate de sobornos”, señaló el letrado Yoshihisa Hayakawa, presidente del panel de investigación, en una rueda de prensa celebrada hoy en Tokio y recogida por la agencia local Kyodo.

Estas sospechas se debían a la relación de la cuenta beneficiaria con Lamine Diack, cuyo voto como responsable de la IAAF era decisivo para la designación de la próxima sede olímpica.

El informe encargado por el Comité Olímpico nipón señala que los pagos fueron legítimos puesto que Tan “tenía acceso a información confidencial sobre el proceso de elección de candidaturas”, lo que quedó demostrado con los buenos resultados que dieron los servicios contratados.

No obstante, los investigadores también señalaron que “hubo un problema de transparencia” a la hora de contratar estos servicios, debido a que varios altos cargos del Comité Olímpico nipón tomaron la decisión sin explicarla en su totalidad al presidente del organismo.

El panel de investigación inició sus pesquisas el pasado mayo, cuando salió a la luz el escándalo de la posible compra de votos, y desde entonces ha entrevistado a 34 personas implicadas en el caso.

La cuenta a la que se realizaron los pagos y de la que es beneficiario el hijo de Lamine Diack también fue destinataria de transacciones dentro del escándalo de dopaje que terminó con la exclusión de algunos atletas rusos de los Juegos Olímpicos de Río.

Diack, miembro de Comité Olímpico Internacional (COI) entre 1999 y 2013, dimitió en 2014 como máximo responsable de la IAAF tras el escándalo por haber aceptado sobornos de la federación rusa de atletismo para encubrir los resultados positivos en test de dopajes a algunos de sus atletas.

La justicia francesa, que ha abierto un procedimiento contra Diack por ese caso, también está investigando los pagos realizados por el Comité Olímpico nipón.

Síguenos por @800noticias